El alcalde de Río Grande, Ángel González Damudt. (GFR Media) (semisquare-x3)
El alcalde de Río Grande, Ángel González Damudt. (GFR Media)

El alcalde de Río Grande, Ángel González, solicitó hoy, jueves, la activación de la Guardia Nacional de Puerto Rico (GNPR) como medida preventiva para combatir la ola criminal que se ha intensificado durante los últimos días en la región. 

"A raíz de la situación que se ha desatado en nuestro pueblo, estamos buscando como solución que se active la Guardia Nacional”, dijo el alcalde a endi.com. 

González teorizó que los incidentes violentos están relacionados al control del trasiego de droga en el pueblo. Por lo que, el funcionario se comunicó con el comisionado de la Policía, Henry Escalera, y el gobernador interino, Luis G. Rivera Marín, para formalizar su petición de reforzar la seguridad en el sector.

“Lo que queremos es que nos aumenten la vigilancia y aumentar los efectivos en la calle. Lo más lamentable es que se han visto afectadas personas inocentes”, lamentó el alcalde.

Ayer un hombre de 56 años resultó herido de bala, mientras que su hijo de 33 años murió en un tiroteo reportado a las 10:08 a.m. en la PR-3, frente al Cementerio Municipal de Río Grande.

El herido de bala, identificado como José Martínez Colón, fue transportado al Centro Médico de Río Piedras en condición de cuidado. Mientras que su hijo, Jesús Martínez Hernández, murió en la escena.

Además, el martes en la noche se reportó otra balacera que cobró la vida de un sujeto y dejó tres heridos.

Recientemente, se efectuó una redada por agentes federales que dejó el saldo de 40 personas arrestadas por narcotráfico, tráfico ilegal de armas de fuego y lavado de dinero en Río Grande.

“En la actualidad nosotros contamos con 28 policías municipales y 15 guardias especiales. Entonces, la policía estatal tiene sobre 15 policías estatales”, precisó González, quien urgió a las autoridades atender su reclamó.

Por otro lado, tienen un cuartel de distrito y un cuartel de la Policía de tránsito que cubre todo Fajardo. El ejecutivo municipal destacó, además, que en la jurisdicción se ha reflejado una merma de efectivos. 

Según cifras suministradas por el personal de prensa de la división de Fajardo, en el municipio se han reportado 13 asesinatosy 30 agresiones agravadas en lo que va de año.

Las cifras, en comparación con el año pasado, representan un aumento en asesinatos y una baja en agresiones agravadas. El año pasado para esta misma fecha se habían reportado siete asesinatos y 29 agresiones agravadas.

“Yo creo que esto debe ser a nivel de poblacional y más aún cuando ellos (Negociado de la Policía del Departamento de Seguridad Pública) anunciaron que en la región de Fajardo se ha concentrado el nivel del crimen por las últimas semanas”, añadió.

El reclamo de la activación de la Guardia Nacional también se hizo en Toa Baja a través de su alcalde, Bernardo “Betito” Márquez. El ejecutivo municipal realizó el pedido en septiembre luego que se reportara una masacre que dejó tres muertos a las 5:00 p.m. en el sector 26 del barrio Sabana Seca.

Pero, la solicitud fue denegada por la administración del gobernador Ricardo Rosselló Nevares.  De acuerdo al primer ejecutivo, no era necesario esta medida. 

“La prevención es crucial, el patrullaje funciona, el tener oficiales en zonas estratégicas es parte del trabajo. Mi reclamo es que se aprovechen los recursos del Guardia Nacional, que están disponibles para combatir el crimen. No hay razón alguna para negarse a esa opción y no podemos esperar a que la situación empeore”, comentó González.


💬Ver 0 comentarios