En la guagua marca Honda se observa cómo los disparos estaban dirigidos a la conductora. (Alex Figueroa Cancel)

Juan Pérez, el esposo de la mujer asesinada a tiros ayer, lunes, en la avenida Los Filtros, en Guaynabo, solicitó hoy la cooperación de la ciudadanía para identificar a los sospechosos de la muerte de su pareja durante los últimos 12 años. 

“Necesitamos la cooperación de la gente para que nos ayude en esta situación ya que Hilda (Padilla Romero) fue una persona unida junto a mis hijas. Estuvimos juntos 12 años”, expresó el hombre notablemente afligido por la situación. 

Pérez, de 52 años, acudió junto a familiares al Negociado de Ciencias Forenses (NCF) para identificar el cuerpo de su esposa. 

Hilda Padilla Romero, de 34 años, murió en el Centro Médico de Río Piedras, donde fue trasportada luego de recibir múltiples disparos en el área de la cabeza y el brazo izquierdo. 

Ambos eran propietarios de una constructora en Bayamón. 

El incidente violento ocurrió específicamente en la intersección de la carretera 833 con la PR-177, a la altura del Hogar Crea en Guaynabo.

“Ella hacia su trabajo y no teníamos enemigos. Siempre estábamos bien unidos. De verdad que yo me quedo pensando qué fue. Ella siempre era bien pegada”, agregó el hombre. 

Las hijas de la mujer de 8 y 17 años iban a bordo del vehículo cuando ocurrió la balacera. Según relató el hombre, las menores están afectadas por el asesinato. 

El director del Cuerpo de Investigación Criminal (CIC) de la región policiaca de Bayamón, Ricardo Haddock, dijo más temprano que los disparos realizados desde un auto compacto gris iban dirigidos a Padilla Romero. 

Haddock confirmó, además, que aún no han identificado a ningún sospechoso, pero se encuentran realizado múltiples entrevistas, incluyendo el relato de Pérez.

El acecho de la mujer ocurrió antes del lugar donde fue encontrado el vehículo. Los sicarios realizaron las detonaciones con la misma arma desde una distancia corta alcanzando solamente a la mujer.  

El director del CIC, además, indicó que en el 2014 Pérez violó una orden de protección por lo que se le impuso una fianza de $1,000. Las autoridades todavía desconocen cómo culminó ese caso.   

La víctima, así como el padre de su hija mayor, no tienen expediente criminal, informó Haddock.


💬Ver 0 comentarios