En la imagen se aprecia a uno de los agentes detenidos esta madrugada por el FBI. (horizontal-x3)
En la imagen se aprecia a uno de los agentes detenidos esta madrugada por el FBI. (Gerald López Cepero)

El Negociado Federal de Investigación arrestó esta madrugada a tres agentes de la División de Drogas de Caguas por cargos vinculados a corrupción, informó el portavoz de la agencia federal, Carlos Osorio.

"Son cargos por el RICO Act (Racketeer Influenced and Corrupt Organizations Act - Ley de Crimen Organizado) y RICO tiene que ir no contra una persona, sino contra una organización y la organización es la Unidad de Drogas de Caguas", precisó el funcionario. 

El RICO Act es un estatuto federal que sanciona a largo plazo por actos realizados como parte de una organización criminal en curso. 

Esta no es la primera vez en este año que el FBI arresta a agentes de la División de Drogas de Caguas. El 21 de mayo pasado cuatro policías de esa unidad fueron detenidos por cargos de corrupción y extorsión. En ese operativo también fueron acusados otros tres agentes. 

El portavoz del FBI comentó que estos nuevos arrestos de agentes de la División de Drogas de Caguas están vinculados a los otros cuatro realizados en mayo pasado. 

En esa ocasión, Osorio informó que el arresto de Eidderf Jhave Ramos Ortiz (“Baby”), Juan Carlos Ortiz Vázquez (“Juan C.”), Christian Rodríguez Cruz y Eric Velázquez Martínez, se debía porque supuestamente “confiscaban dinero o droga a alguna persona y en vez de entregarla a evidencia, si era dinero, se quedaba con parte del dinero, y si era droga, se quedaban con parte de la droga y la vendían. Hacían lo mismo con armas”.

El agente federal comentó que el nuevo pliego acusatorio, en el que están incluido los tres agentes arrestados hoy y los cuatro detenidos en mayo pasado, fueron por varios actos de corrupción. No supo detallar si eran diferentes o similares a los reportados en mayo pasado.  

Osorio comentó que estos tres nuevos  arrestos se realizaron en Guaynabo, San Lorenzo y Juncos.

Indicó que un comunicado de prensa será emitido más tarde esta mañana por la Fiscalía federal para exponer los delitos. 

De ser hallados culpables, los agentes se exponen a una pena de prisión de entre 25 años a cadena perpetua. 

Reacciona la Policía

Tras los arrestos, el comisionado del Negociado de la Policía, Henry Escalera, emitió unas declaraciones escritas en las que condenó los actos ilícitos de cualquier agente o empleado civil de la agencia. 

“Como comisionado del Negociado de la Policía de Puerto Rico tengo cero tolerancia a cualquier policía o empleado civil que cometa un acto fuera del marco de la Ley. Nuestros policías están llamados a realizar las funciones en pro de la seguridad y protección de la vida y propiedad de todos, siguiendo los parámetros establecidos. Quienes no respeten ni valoren la función que están llamados a realizar y mancillen el buen nombre de la uniformada serán procesados con toda la rigurosidad existente. Debe quedar claro que exijo total transparencia y correcto desarrollo de las funciones de un agente del orden público con el Pueblo y para el bien del mismo”, manifestó.

Se informó que los agentes enfrentan una suspensión sumaria de la Policía. 

El FBI lleva varios años investigando a la División de Drogas de Caguas. De hecho, en junio de 2016, allanaron la División de Drogas de Caguas. En ese operativo arrestaron a cuatro policías. Trascendió en esa ocasión que el caso fue por una violación a derechos civiles durante un operativo en la barriada Morales.


💬Ver 0 comentarios