El FBI también ha unido esfuerzos de la Policía. (GFR Media)

El Negociado Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) confirmó que intenta corroborar la veracidad y el origen de una supuesta amenaza de agresión contra estudiantes de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico (Pucpr).

El agente especial Guillermo González, portavoz del FBI en Puerto Rico, indicó que comenzaron las indagaciones después de que les llegara un referido por parte de la propia institución universitaria.

Señaló que por el estado preliminar de la pesquisa todavía no están en posición de indicar si es la amenaza es real o no. 

“Estamos evaluando esta y la procedencia de la misma, para ver si hay jurisdicción y ver si la información en las redes (sociales) es cierta o era una broma de mal gusto”, dijo González a El Nuevo Día.

González aseguró que tanto el FBI como la División de Delitos Cibernéticos de la Policía de Puerto Rico cuentan con la tecnología necesaria para poder identificar quién publicó la información “hasta donde la ley nos permite llegar”.

Según el mensaje que alude a la alegada amenaza, un estudiante indica que escuchó a otro supuesto alumno en el campus universitario hablando sobre sus supuestas intenciones en momentos en que “tenía depresión”.

“Los otros días estaba comiendo en la parte de atrás de la cafetería. Y en la mesa de atrás de mí estaban los típicos chicos que se pasan allí jugando y gritando, pero uno de ellos empezó a decir que tenía depresión y que odiaba la humanidad. Empezó a relajar con llevar una ametralladora en su bulto el día de San Valentín a la universidad porque el Centro de Estudiantes se llena y quería dispararle al mayor número de personas posibles. Parece que lo decía en serio”, indica el mensaje.

Durante una conferencia de prensa de otro tema en la fiscalía federal, el teniente coronel Rolando Trinidad, quien es comisionado auxiliar en investigaciones criminales de la Policía, señaló que no solo trabajan con González, sino que se asignó personal de la Uniformada para vigilancia preventiva en las inmediaciones de la Pucpr.

“Se está trabajando con la seriedad que la querella amerita”, sostuvo Trinidad.

Por su parte, la jefa de la fiscalía federal, Rosa Emilia Rodríguez, aseguró que el asunto todavía no ha llegado a la atención de su oficina, pero recordóque ese tipo de querellas se han atendido en el pasado.

“Sí se reciben. Como todo referido, se tiene que investigar. Si hay suficiente evidencia, termina eventualmente en la presentación de cargos, pero no todo referido termina en un caso criminal”, agregó.

Desde octubre del año pasado, las autoridades federales han acusado a varias personas en Puerto Rico por publicar amenazas en las redes sociales.

Entre los más sonados, el FBI arrestó en casos separados a personas por manifestar amenazas contra la cadena de televisión CNN, la comunidad judía en la Isla, el presidente de Estados Unidos y el exsecretario del Departamento de Seguridad Pública, Héctor Pesquera.

De esos casos en particular no ha trascendido que los acusados tuvieran los medios para llevar a cabo la amenaza, pero los cargos establecen que la manifestación de la amenaza en medios electrónicos, como las redes sociales, constituye un delito federal.

La diferencia en este el caso de la Pucpr es que la persona que publica la información alude a lo que supuestamente expresó un tercero.

Sí se está verificando para ver si se puede identificar a la persona que lo publicó, dentro de los parámetros que nos permite la ley, porque la persona que lo escribe (en la red social) no es quien hace la amenaza, sino que alega que escuchó a otra persona decirlo, pero no hay fechas ni se menciona a nadie en específico”, dijo González.

Al anunciar el referido más temprano, hoy, el presidente de la Pucpr, Jorge Iván Vélez Arocho, indicó que en el pasado el FBI ha logrado identificar personas que han realizado expresiones otras personas que luego han sido separadas de la institución.

“En todos y cada uno de los casos existen mecanismos para identificar la persona y entonces implementar los protocolos”, abundó. “Se están usando todas las herramientas disponibles para identificar a la persona”.

Mientras logran corroborar la veracidad de la amenaza, el presidente universitario detalló que la institución ha implementado medidas adicionales para garantizar la seguridad de los alumnos en los tres recintos de la Pucpr.

Señaló que no habrá impacto alguno en la operación de la institución, por lo que las labores administrativas y las clases continuarán como de costumbre.

“Hemos reforzado la presencia de nuestros oficiales de seguridad en el campus y, por lo tanto, las personas deben mantener la tranquilidad y la paz”, añadió.

Vélez Arocho señaló que no han escatimado en medidas, pese a que todavía no han logrado corroborar la veracidad de la amenaza.

“Ayer nos empezó a llegar información de distintas personas de que habían visto este (mensaje) anónimo en esta página de las redes sociales”, relató.

“Enseguida tomamos las medidas con mucha rapidez y seriedad. No hay anuncio, querella o expresiónque consideremos de poca monta. Con todas ycada una de ellas, se genera un protocolo que existe para investigar profundamente todos los ángulos que se puedan identificar”, expresó.

El presidente enfatizó en que “es importante, no obstante, que en asuntos de esta naturaleza las personas que advengan en conocimiento directo o indirecto de actos que puedan atentar contra la integridad de cualquier miembro de la Universidad, lo comuniquen inmediatamente a la Oficina de Seguridad o la Vicepresidencia de Asuntos Estudiantiles. Estos estamentos universitarios podrán manejar y canalizar las medidas de seguridad necesarias”.

Las preocupaciones llegaron hasta el Consejo General de Estudiantes de la Pucpr, que publicó ayer un comunicado de prensa.

“Hemos recibido los mensajes que se han emitido referente a una posible amenaza. Como Consejo General de Estudiantes estamos tomando las acciones pertinentes ante esta situación”, indicó el Consejo en un comunicado publicado en su página de Facebook.

“De igual forma, ya la universidad y la administración tiene conocimiento sobre el asunto y están tomando medidas al respecto”, agregó.

En la comunicación, el Consejo señala que “entendemos la urgencia de la situación, y es por eso que exhortamos a la comunidad estudiantil a mantener la calma mientras se logra resolver. Agradeceremos que de tener alguna información nos la hagan llegar por medio de nuestras páginas oficiales”.

Entre las personas que comentaron en la misma publicación del comunicado, una persona que se identifica como estudiante indicó que “estamos muy preocupados, necesitamos respuestas y es ya”.

“Esto es una situación de riesgo, y nosotros los estudiantes estamos sumamente preocupados, se supone que la universidad sea un lugar seguro, que tengamos buena seguridad con todo lo que pagamos. Así que esperamos medidas tomadas ya, porque ninguno de nosotros quisiera asistir a la universidad sintiendo la inseguridad de si va o no a estar bien, imagínense quien mañana va a querer asistir sabiendo esto. Y es el deber de la universidad garantizarnos esa seguridad”, añadió añadió la estudiante.


💬Ver 0 comentarios