La División de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de las respectivas áreas investigan los delitos. (horizontal-x3)
La División de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de las respectivas áreas investigan los delitos. (GFR Media)

El fin de semana cerró con siete asesinatos, lo que elevó a 258 la cifra de homicidios para el 2018 en Puerto Rico, según las estadísticas del Negociado de la Policía.

La Uniformada registró el viernes, 18 de mayo, los primeros tres incidentes.

Un hombre, que no ha sido identificado, murió tras recibir varios impactos de bala en la entrada del residencial Jardines de Caparra de Bayamón. El perjudicado era de: tez blanca, pelo rubio, 5’8 pies de estatura y 150 libras de peso.

En el condominio Las Floresta sucedió otro incidente, donde un hombre, José Vega Nieves de 41 años, mató a una mujer, Zuliani Calderón Nieves de 38 años. Acto seguido, el individuo optó por suicidarse.  

De acuerdo con el informe, Vega Nieves arribó, a las 7:55 a.m., a la residencia de Calderón Nieves para vaciarle las gomas del auto. Tras el suceso, la fémina abordó dicho vehículo y manejó hasta la entrada del complejo, donde el sujeto la interceptó para dispararle.

Al momento del crimen, los hijos de la víctima también estaban en el transporte. Los menores, de 13 y 10 años, resultaron ilesos.

Un tercer homicidio tuvo lugar el viernes, a las 11:30 a.m., en la calle La Rosa del sector Tras Talleres de Santurce. Un hombre, que no ha sido identificado, presentó varias cortaduras de arma blanca.

El sábado, 19 de mayo, tres incidentes ocurrieron en Guaynabo y Loíza.

Una llamada alertó, a las 12:15 a.m., sobre detonaciones en el sector Tomey de Guaynabo. Al arribar a la escena, la Policía encontró el cadáver de un hombre dentro de un carro. El occiso, que no ha sido identificado, presentó múltiples balazos.  

Por su parte, un doble asesinato sucedió la carretera PR-187 de Piñones de Loíza.

Las víctimas, dos hombres -no identificados- de 25 y 30 años, presentaron signos de violencias. También, tenían varias heridas de bala.

El primer perjudicado era de: tez blanca, pelo negro, 5’11 pies de estatura, 160 libras de peso. Mientras, el otro era de: tez negra, pelo negro, 5’6 pies de estatura, 160 libras de peso. Ambos tenían tatuajes.

Por último, ayer, domingo, un crimen violento aconteció -en horas de la mañana- en la urbanización La Marina de Carolina. Allí yacía el cuerpo de un hombre, que no ha sido identificado. Al igual que seis de los siete casos anteriores, el fenecido presentó impactos de bala.  

La División de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de las respectivas áreas investigan los delitos.

Para el 2017 a la misma fecha, en la isla habían registrado 251 asesinatos.


💬Ver 0 comentarios