Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (default-x3)

Luis Gustavo Rivera Seijo, conocido como El Manco, fue el testigo misterioso llevado ayer, domingo, a bordo de un auto compacto con cristales oscuros a la residencia de la urbanización Dorado del Mar donde el 9 de marzo de 2010 fue asesinado el niño Lorenzo González Cacho, según supo este medio por una fuente con conocimiento de la pesquisa.


💬Ver 0 comentarios