Las autoridades determinaron que hubo mano criminal y se estimaron los daños en $100,000. (Alex Figueroa Cancel)

Vídeos de cámaras de seguridad muestran a dos sujetos encender una llama segundos antes de que detonara un incendio esta madrugada en el interior de la oficina de la Central General de Trabajadores (CGT) en Cupey.

En las imágenes también se ven dos individuos salir corriendo por el área del estacionamiento después de la detonación en el local que la CGT utiliza en un alquiler a la Federación de Maestros de Puerto Rico.

Después de una investigación preliminar, la División de Explosivos de la Policía informó que hubo mano criminal en el siniestro, mientras que el Cuerpo de Bomberos estimó los daños en $100,000.

Las llamas consumieron por completo las oficinas donde labora el presidente de la CGT, José Adrián, y el resto del personal administrativo del sindicato.

Relacionado a estos hechos resultó con daños la Cafetería Borges, la que se está aledaña a la estructura.

"Una vez se recibe la información, los bomberos del distrito de Río Piedras y divisiones especiales acudieron al lugar y observaron llamas por la parte posterior de la estructura. Cortaron la cadena de portón y puerta principal para tener acceso y minutos después pudieron extinguir el incendio", detalló Brenda Rodríguez, portavoz de prensa del Cuerpo de Bomberos.

De acuerdo con las autoridades, una llamada al Sistema de Emergencias 9-1-1 alertó sobre el incendio.

La Policía ocupó como evidencia un encendedor, un guante, una máscara y un suéter.

“En el vídeo se ve cuando encienden algún tipo de artefacto, lo meten por la ventana y hay una explosión bastante grande”, indicó el secretario de operaciones de la CGT, Scott Barbés. “Aún no se ha identificado a las personas que provocaron este ataque a este sindicato. Esperamos que las autoridades hagan una investigación porque es evidente que se pueden identificar”.

Las dos personas captadas en el vídeo saliendo del local no se ve que carguen con artículos en las manos que puedan apuntar a alguna teoría de robo.

“No tenemos duda de que esto es un ataque político y terrorista en contra de este instrumento de lucha de los trabajadores”, manifestó Barbes, quien estimó que alguno de los sujetos haya buscado atención médica porque el vídeo sugiere que sufrió una quemadura.

“A los trabajadores del país los invitamos a que hagan sus propias investigaciones para que nos ayuden a dar con el paradero de estos criminales, que no dudamos que responden a la efectividad de la CGT y los procesos organizativos que está logrando… Somos un instrumento en muchos frentes, incluyendo la lucha en contra de la Reforma Laboral y los abusos contra el pueblo”, afirmó.


💬Ver 0 comentarios