El comisionado Henry Escalera dijo que la División de Relaciones con la Comunidad y los comandantes de área analizan cuáles serán los próximos pasos en el plan de consolidaciones. (semisquare-x3)
El comisionado Henry Escalera dijo que la División de Relaciones con la Comunidad y los comandantes de área analizan cuáles serán los próximos pasos en el plan de consolidaciones. (Juan Luis Martínez Pérez)

El comisionado de la Policía, Henry Escalera, se comprometió ayer a mantener informados a los alcaldes, legisladores y consejos de seguridad sobre futuros cierres o consolidaciones de cuarteles.

Escalera hizo sus expresiones, a preguntas de El Nuevo Día, luego que los alcaldes de Cabo Rojo y Coamo se quejaran públicamente de los recientes cambios implantados por el Negociado de la Policía en ambos municipios.

En el primero, se eliminó -como ocurrió en Bayamón- la Unidad Montada para generar economías, y en Coamo, se ordenó el cierre del destacamento de Hayales.

Escalera recordó que la idea de consolidar cuarteles forma parte del plan fiscal del gobierno y que un estudio comisionado a la firma Vision to Action (V2A) identificó la necesidad de reubicar recursos en la Uniformada.

Sin embargo, a preguntas de este diario, el comisionado de la Policía no quiso adelantar qué otros cuarteles serían consolidados.

“Posiblemente, sí. Todo va a depender de la complejidad”, contestó cuando se le preguntó si se anunciarán más consolidaciones en lo que resta del año fiscal, que termina en junio.

Señaló que siete de las 13 áreas policíacas serán impactadas por los planes de cierre o consolidaciones. La División de Relaciones con la Comunidad y los comandantes de área analizan cuáles serán las próximas movidas.

Escalera ni siquiera brindó una agenda preliminar de futuras reuniones en las que se discutiría la posible clausura cuarteles policíacos.

“Estamos desarrollando los planes que vamos a implementar en las siete áreas”, comentó Escalera. “Estamos buscando maximizar los recursos en la calle”.

El estudio de V2A identificó la necesidad de reclutar 1,183 policías nuevos, pero no hay dinero para completar ese proceso.

El plan fiscal del gobierno, respecto a la Policía, alude también a otras necesidades, como la eliminación de unidades y la consolidación de divisiones que duplican tareas. También ordena sacar a la calle alrededor de 1,000 agentes que realizan labores administrativas.


💬Ver 0 comentarios