Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Personal de la División de Homicidios en el área de Aguadilla se movilizó este domingo a un canal de riego en Isabela, donde se divisó el cadáver de un hombre de 45 años que presentaba una herida abierta en la cabeza.

La Policía dijo que el cuerpo sin vida de Edgar González Pérez estaba flotando cerca de una estación de bombas de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) localizada en el barrio Arenales Bajo, en Isabela.

La oficial de prensa de la Policía en Aguadilla, Diana Hilerio, dijo que la información sobre la persona muerta fue ofrecida mediante una llamada telefónica al Sistema de Emergencias 9-1-1.

Hilerio agregó que el agente Félix Figueroa acudió al lugar para investigar. Poco después del mediodía, las autoridades indagaron con familiares de González Pérez, y su progenitor indicó que lo vio vivo por última vez ayer a las 5:00 p.m.

Según Antonio González, padre de la víctima, a esa hora llevó a su hijo a un taller de mecánica localizado en la comunidad Mantilla, en Isabela.

La División de Homicidios continúa la pesquisa de los hechos, reportados a media mañana.


💬Ver 0 comentarios