Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (semisquare-x3)
El oficial, aquí en imagen de archivo, tuvo que recibir atención médica poco después de su arresto el día de los hechos.

El policía Gabriel Hernández Jiménez, quien mantuvo en vilo a las autoridades tras tomar como rehén por varias horas a un empleado de una cooperativa en Guaynabo el pasado 2 de enero, fue acusado este lunes de tres cargos criminales, que incluyen restricción a la libertad agravada y por apuntar con un arma de fuego y dispararla dentro de la institución financiera.


💬Ver 0 comentarios