Al menos 12 de las víctimas del supuesto esquema son personas de edad avanzada. (GFR Media)

El jefe de la Fiscalía federal para el distrito de Puerto Rico, William Stephen Muldrow, anunció hoy, martes, la radicación de cargos por fraude electrónico y mediante el correo federal contra seis puertorriqueños que, junto a más de 400 personas acusadas como parte de una pesquisa e investigación a nivel de todos los Estados Unidos, victimizaron principalmente a personas de edad avanzada y causaron pérdidas estimadas en más de $1,000 millones.

La Fiscalía federal radicó un pliego acusatorio de 35 cargos contra Luz M. Santiago Torres, Jimmy E. Santiago Burgos, Félix Rosa Rosa, José Rivera Esparra y Ulises Feliciano Caraballo. Los acusados enfrentan cargos de conspiración para cometer fraude electrónico y mediante el correo federal, incluyendo 10 cargos de fraude mediante el correo federal, 11 cargos de fraude electrónico, seis cargos de hurto de identidad agravado y siete cargos de lavado de dinero.

Al menos 12 de las víctimas del supuesto esquema son personas de edad avanzada.

Mientras, Johana Torres Figueroa fue acusada por separado y enfrenta tres cargos por cometer fraude en conexión a un desastre natural o situación de emergencia, emitir declaraciones falsas a una agencia del gobierno estadounidense y por hurto de identidad agravado de una persona de edad avanzada.

Además, Justicia federal también dio pasos adicionales para atajar la red de personas que contrabandean el dinero que facilita esquemas de fraude a personas de edad avanzada desde otros países. Por lo general, estas "mulas" transfieren el dinero producto de los esquemas a los líderes que, usualmente, residen fuera de los Estados Unidos.

Oficiales intervinieron con más de 600 personas que, se cree, facilitan el flujo de dinero de las víctimas hacia los criminales.

Muldrow, quien añadió en la comunicación oficial que ambas investigaciones se mantienen en curso, realizó el anuncio de las radicaciones de cargos y de la investigación a nivel nacional junto con el secretario del Departamento de Justicia federal, William P. Barr, el director del Negociado Federal de Investigaciones (FBI), Christopher A. Wray y el Inspector en Jefe del Servicio Postal de los Estados Unidos, Gary R. Barksdale.

"El pueblo estadounidense está cansado de los constante esquemas de fraude que, maliciosamente, buscan aprovecharse de nuestros envejecientes y otros ciudadanos vulnerables. Este año el Departamento de Justicia de los Estados Unidos radicó cargos contra más de 400 personas cuyos esquemas causaron pérdidas de más de $1,000 millones. El Departamento de Justicia se mantendrá comprometido en detener cualquier actividad criminal que busque aprovecharse de las personas de edad avanzada", sostuvo Barr en el comunicado.

Por su parte, Barr también anunció el lanzamiento de una nueva línea telefónica de emergencia para reportar posibles fraudes hacia la población de edad avanzada. La Línea Nacional de Emergencia (1-833-372-8311) será atendida por expertos en estos tipos de casos que proveerán apoyo personalizado.


💬Ver 0 comentarios