El operativo, que fue liderado por el FBI, incluyó a varias agencias estatales y federales (semisquare-x3)
El operativo, que fue liderado por el FBI, incluyó a varias agencias estatales y federales. (Gerald López Cepero)

Tras el arresto de 33 de 35 acusados, las autoridades federales esperan haber desarticulado una peligrosa ganga a la que se le atribuyen actos violentos en el área de Humacao y San Juan, incluyendo el asesinato del sargento de la Policía Luis Meléndez en el 2016.

Según la jefa de la fiscalía federal en Puerto Rico, Rosa Emilia Rodríguez, esa organización criminal “distribuía grandes” cantidades de cocaína, heoína, crack, marihuana, Percocet y Xanax en los residenciales Dr. Pedro Palou y los Jardines de Oriente de Humacao y otras áreas cercnas, a menos de 1,000 metros de la escuela elemental Rufiño Vega.

Los investigadores estiman que, desde el inicio de la investigación en el 2011 hasta la emisión de las órdenes de arresto por un Gran Jurado federal el pasado 5 de febrero, la ganga generó sobre $10 millones por la venta de narcóticos, destacó Vanessa Bonhomme, una de las fiscales a cargo del caso.

“Durante el periodo de tiempo de la conspiración”, señaló Rodríguez, “miembros de la organización del residencial Dr. Palou y miembros de otra organización de tráfico de drogas se unieron para mantener el control del Dr. Palou”.

“Además, estos co-conspiradores tomaron violentamente el control de los puntos de drogas de los residenciales públicos Jardines de Oriente y Padre Rivera en Humacao”, agregó.

En relación a su modo de operar con violencia, Rodríguez señaló 27 de los acusados enfrentan cargos de posesión de fuego durante la comisión de un delito.

Resaltó que para usaban la fuerza contra los miembros que no seguían sus reglas, en lo que denominan como “cobrar falla”.

“Como parte de la conspiración, los miembros de la ganga les daban seguridad a los puntos de drogas y a los líderes para protegerlos de gangas rivales y de las autoridades de ley y orden”, abundó la funcionaria en conferencia de prensa.

Por su parte, la secretaria de Justicia de Puerto Rico, Wanda Vázquez, indicó que entre los acusados en este operativo, varios fueron declarados culpables a nivel estatal, el mes pasado, por el asesinato del sargento Meléndez.

Identificó a esas personas como Christian Fernández Jorge, Steven Peña López, Ángel Fernández Jorge, Ángel Fernández, José Machuca Benítez, Víctor García Benítez, Jenses Rondón Carrillo y Samuel Rivera Valcárcel.

Dijo que otro acusado federal, Alex Rivera Márquez, tiene pendiente juicio por el crimen del sargento.

En el mismo incidente, resultó herido el agente Marcelino Pérez.

“Estaban en una ronda de vigilancia, cuando llegan al residencial, llegan estos individuos y se enfrentan con los policías y hay un intercambio de disparos”, explicó la titular de Justicia.

De acuerdo con el fiscal federal Alberto López, esta no es la primera organización que busca unir fuerzas con otras gangas en la competencia de la distribución de drogas.

“Lo que ha surgido de las investigaciones en lo últimos años es que estas organizaciones siguen buscando más poder, más territorio”, sostuvo López.

“Se han movido, no se quedan en un área específica, para tomar control. Más territorio significa más dinero para ellos”, añadió. “Es por la competencia. Eso es lo que se ve a través de la violencia. Cada vez hay más competencia entre ellos mismos. Mientras más violenta es la ganga, más territorio logra tomar en su poder”.

Mientras, Douglas Leff, jefe del Negociado Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) - agencia que estuvo a cargo de las arrestos - describió el operativo como de “alto impacto y alto riesgo”.

“El nivel de violencia se ha reducido significativamente, pero las estadísticas dan poco aliento a esas familias que siguen teniendo miedo de andar por las calles debido a las pandillas violentas”, expresó Leff. “Nuestra prioridad es desmantelar dichas pandillas, las cuales demuestran indiferencia depravada ante la vida humana”.

Los culpables por el asesinato del sargento eran parte de los 23 que ya estaban en prisión al momento de ser acusados por narcotráfico en el pliego acusatorio federal contra un total de 35 personas.

Según el FBI, varios iban a ser detenidos estaban fuera de Puerto Rico.

Al mediodía de hoy solamente faltaban dos por ser detenidos por las autoridades.

Los que fueron arrestados en Puerto Rico serían trasladados al tribunal federal para su comparecencia inicial ante la magistrada Camile Vélez Rivé.

Bonhome y la fiscal Nadia Pineda Pérez están a cargo del caso.

Los acusados se exponen a sentencias de diez años en prisión hasta cadena perpetua.


💬Ver 0 comentarios