Inmigrantes son transportados por la Guardia Costera. (Suministrada) (semisquare-x3)
Inmigrantes son transportados por la Guardia Costera. (Suministrada)

La Guardia Costera entregó anoche a las autoridades dominicanas a 74 inmigrantes que intentaron entrar a Puerto Rico ilegalmente luego de que se interviniera este fin de semana con cuatro embarcaciones provenientes de la República Dominicana en aguas cerca de la costa de la isla.

En el grupo, que estaba compuesto por mayores de edad, había seis mujeres.

“Mientras que los contrabandistas continúan vendiendo promesas falsas y engañando a los migrantes de intentar cruzar las fronteras marítimas ilegalmente, la Guardia Costera y nuestros socios seguiremos patrullando diligentemente los estrechos de la Florida y el Mar Caribe para detener estos viajes antes de que finalicen en una tragedia y salvaguardar la seguridad de los Estados Unidos”, dijo el capitán James Passarelli, Jefe de Estado Mayor del Distrito 7 de la Guardia Costera.

Las interdicciones marítimas son el resultado de los esfuerzos en curso en apoyo de la Operación Resolución Unificada, la Operación Guardia Caribeña y el Grupo Interinstitucional de la Frontera Caribeña (CBIG, por sus siglas en inglés).

“Cuando estos viajes son descubiertos por la Guardia Costera, o por nuestros socios, estos migrantes son rescatados de sus embarcaciones inseguras, nuestras tripulaciones cuidan de ellos humanamente y son repatriados con prontitud a su país de origen o partida”, añadió Passarelli.

Agentes de Sector Ramey de la Patrulla Fronteriza de EE. UU. detectaron la primera yola con migrantes el domingo por la mañana, aproximadamente ocho millas náuticas al oeste de Punta Borinquen en Aguadilla, Puerto Rico.

El escampavía “Resolute” de la Guardia Costera respondió junto con una unidad marítima de las Fuerzas Unidas de Rápida Acción de la Policía de Puerto Rico pare interceptar la embarcación.

La unidad de FURA interceptó la yola que llevaba a siete hombres y dos mujeres que reclamaron ser dominicanos. Poco después, la escampavía “Resolute” llegó a la escena y la tripulación embarcó de manera segura a los migrantes y luego destruyeron la yola como un peligro para la navegación. Los migrantes fueron posteriormente transferidos del “Resolute” al escampavía Donald Horsley de la Guardia Costera.

El domingo por la noche, el buque Donald Horsley interceptó una segunda yola con migrantes, luego de que la tripulación de un avión de patrullaje marítimo HC-144 Ocean Sentry de la Guardia Costera divisó la embarcación, de unos 25 pies de eslora, a 12 millas náuticas de Isla Mona, Puerto Rico. La tripulación del Donald Horsley embarcó a 16 hombres dominicanos de la yola que luego fue destruida como un peligro para la navegación.

La tercera yola fue detectada el lunes en la tarde por la tripulación de un helicóptero Delfín MH-65 de la Guardia Costera, a tres millas náuticas del Municipio de Camuy en la costa norte de Puerto Rico. Unidades marítimas de FURA interceptaron la yola de 28 pies de eslora que llevaba a bordo a 18 hombres dominicanos. El buque Donald Horsley llegó a la escena poco después y embarcó de manera segura a los migrantes, mientras que los las tripulaciones de la Policía de Puerto Rico tomaron la custodia de la yola.

Una tripulación de un avión de patrullaje marítimo DHC-8 del Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. (CBP, por sus siglas en inglés) divisó una cuarta embarcación, de unos 30 pies de eslora, el lunes por la noche durante un patrullaje en el Paseo de la Mona a 35 millas náuticas al noroeste de Aguadilla.

El buque Donald Horsley y una unidad marítima de CBP llegaron al lugar e interceptaron la embarcación que llevaba a bordo 27 hombres y cuatro mujeres que reclamaron ser de nacionalidad dominicana. La tripulación del Donald Horsley embarcó a los migrantes, mientras que la tripulación de la unidad marítima de CBP se hizo cargo de la embarcación.

Una vez a bordo de un buque de la Guardia Costera, todos los migrantes reciben alimentos, agua, refugio y atención médica básica.

El “Resolute” es un buque de 210 pies con puerto base en Key West Florida, mientras que el buque Donald Horsley es un escampavía de respuesta rápida que mide 154 pies con puerto base en San Juan, Puerto Rico.


💬Ver 0 comentarios