Llegada de los acusados por el asesinato de Tonka al Tribunal de San Juan (semisquare-x3)
Llegada de los acusados por el asesinato de Tonka al Tribunal de San Juan. (GFR Media)

El Negociado Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) investiga desde hace varios años las actividades de la organización narcotraficante Las FARC y a los dos sospechosos del asesinato de Carlos Giovanni Báez Rosa, alias “Tonka”.

Así consta en la declaración jurada de un agente del FBI que sometió al tribunal federal para que se emitieran las órdenes de arresto contra Edison Merced Olivera, conocido como “Chino Oriental”, y Waldemar Febres Sánchez, alias "Walde”, quienes fueron arrestados por las autoridades la semana pasada en relación al asesinato de Tonka.

Según la declaración jurada, del FBI investiga a “LA CORPORACIÓN LAS FARC o LAS FARC” desde abril de 2015, junto con otras agencias federales y locales por actividades de narcotráfico en el área de Barrio Obrero, El Guano, Playita, Calle William, Calle Once y Cantera, así como en los residencialesVilla Kennedy, Las Casas, El Mirador y Las Margaritas, así como en otras áreas de Santurce.

“Desde el 2007, miembros de las FARC han estado involucrados en la distribución a gran escala de cocaína, crack, heroína y marihuana. LAS FARC mantienen control sobre las áreas mencionadas a través de violencia”, sostiene la declaración jurada.

Asimismo, señala que en el transcurso de la investigación han obtenido testigos que han identificado a Merced Olivera y a Febres Sánchez como “líderes y ejecutores” de dicha organización.

Asegura que los han señalado a ambos como “responsables de la distribución de más de cinco kilogramos de cocaína” y que han tenido “poesión de diferentes tipos de armas de fuego mientras han estado involucrados en las actividades de narcotráfico”.

Además de testimonios, el FBI indica que cuenta con “fuentes confidenciales, grabaciones en audio y vídeo, declaraciones de co-conspiradores, vídeos de seguridad, drogas compradas y múltiples drogas obtenidas en allanamientos, parafernalia para drogas… radio de comunicación dual y moneda de Estados Unidos, entre otros”.

La declaración jurada sirvió para que el magistrado federal Marshal Morgan emitiera una orden de arresto el jueves pasado contra Merced Olivera y Febres Sánchez.

Las autoridades federales les imputan cargos de narcotráfico. También los denunciaron por posesión de un arma de fuego al cometer un delito de narcotráfico.

El FBI asumió la jurisdicción de ambos, quienes se espera que tengan su comparecencia inicial hoy en el tribunal federal.

Ambos habían sido arrestados el pasado 3 de febrero en República Dominicana y fueron extraditados por alguaciles federales, quienes los entregaron a la Policía, por una orden de detención que estaba pendiente desde el año pasado.

La División de Arrestos Especiales de la Policía los buscaban como sospechosos del asesinato de Tonka, quien era señalado por sus presuntos lazos con el narcotráfico en San Juan, en hechos registrados el 2 de agosto de 2017 en Santurce.

Cuando fueron acusados en el tribunal de San Juan, los abogados de ambos acusados aseguraron que no eran responsables del crimen.


💬Ver 0 comentarios