La presidenta de la Junta de Supervisión Fiscal reacciona luego de reunirse con representantes del gobierno para discutir la flexibilidad presupuestaria de la Policía.

Tras una reunión, la Junta de Supervisión Fiscal acordó ofrecerle flexibilidad presupuestaria al gobierno de Puerto Rico para la Policía, pero no quedó establecido cuánto dinero hace falta.

La reunión tuvo lugar después de que el juez Gustavo Gelpí ordenara una reunión entre ambas partes para acordar cómo se podrá tener una clase de cadetes de futuros policías a partir de febrero de 2019.

“La recepción de la Junta al momento fue buena, se mostraron a tono con que la Reforma de la Policía se cumpliera y nos prometieron que el gobierno iba a tener esa flexibilidad presupuestaria para tener cumplimiento”, sostuvo Alfonso Orona, asesor legal de La Fortaleza.

“Esperamos que esas promesas que nos hicieron hoy se cumplan”, agregó.

Sin embargo, Orona admitió que no hablaron de cantidades específicas de dinero “porque fue una reunión bastante de conceptos generales”.

“El propósito de hoy era dejar saber que el cumplimiento con la Reforma va más allá de los $20 millones que se sacan al año para operar la iniciativa de la Reforma, sino que va atado a todo el presupuesto de la Policía y que, por lo tanto, necesitábamos la flexibilidad para reinvertir en la Policía y a nivel de staff, de reclutamiento y otras áreas”.

No precisó para cuándo esperan tener el estimado de la cantidad de fondos necesaria.

Solamente indicó que en las próximas semanas espera iniciar el proceso de reclutamiento de cadetes, cuya cantidad dictará parte del dinero necesario.

No obstante, la directora de la Junta, Natalie Jaresko, indicó que sí apoyan ofrecer flexibilidad para la Policía, pero se mantuvo en su posición de que si la Policía necesita dinero adicional, tendrá que salir de otras partidas del presupuesto gubernamental.

“Llegamos a un entendimiento de que la Junta apoya completamente la Reforma. El presupuesto y el Plan Fiscal lo refleja, proveyendo los fondos necesarios para el plan de la Reforma”, expresó Jaresko.

Agregó que “el gobierno necesita identificar los requerimientos adicionales que entienda que necesita, si es que los hay, y tiene que solicitar una reprogramación de fondos de algún lugar del presupuesto”.

“Si hay fondos que se necesitan, porque la Policía es una prioridad, apoyaremos esas reprogramaciones”, afirmó.

De acuerdo con Jaresko, el presupuesto actual de la Policía ya contiene los fondos que necesita para cumplir con los requerimientos de la Reforma y con la orden del juez Gelpí.

Incluso, indicó que el presupuesto ya aprobado incluye partidas para el salario de empleados civiles que hagan trabajo de oficina en elNegociado de la Policía, para que los oficiales que hacen esas tareas salgan a la calle.

Destacó, además, que el “plan de la Reforma, desarrollado entre el gobierno federal, la Policía y el gobierno de Puerto Rico fue lo que se usó para el presupuesto”.

El plan está basado en el estudio que realizó la empresa V2A, como parte de la Reforma, que concluyó que la Uniformada necesita al menos 11,680 policías en la calle, lo que para abril pasado - cuando se publicó - implicaba un aumento de un 11% de la cantidad que había activos en aquel momento.

Además de Jaresko y Orona, en la reunión participaron el monitor federal de la Policía, Arnaldo Claudio; la directora de litigios federales de esa agencia del Departamento de Justicia de Puerto Rico, Wandymar Burgos; y el representante de la División Civil del Departamento de Justicia de Estados Unidos, Luis Saucedo.


💬Ver 0 comentarios