Residentes quieren limitar los horarios de los clubes nocturnos y los permisos de uso en la región.

Los balazos que dieron muerte ayer a dos jóvenes en la calle Loíza, en San Juan, hicieron que Zorimar Betancourt volviera a recordar la pesadilla que vivió el 24 de junio de 2012 cuando su hijo, Stefano Steenbakkers, quien murió tras un intento de "carjacking", en Dorado.

Betancourt vive en esta zona hace cuatro años luego que se mudó de la residencia en la que vivía con su hijo en Guaynabo.

Aunque fue en búsqueda de un lugar con aires nuevos, reconoció que ahora la zona le da temor. 

“Da miedo escuchar todas estas noticias que están pasando aquí, en esta que es mi comunidad. Yo camino por estas calles, mi hija también cuando está en Puerto Rico camina por estas calles para cenar o ir a cualquier sitio a reunirse con sus amistades”, describió.

Al enterarse del asesinato de los dos jóvenes de 23 y 25 años, respectivamente, Zorimar dijo que pensó bajar a la escena frente a la discoteca Funky Night Club.

Sin embargo, se contuvo.

“Pensé ir a ver si la familia estaba ahí y dije que no iba hacerlo porque es demasiado de real para mí porque ya lo viví”, sostuvo.

“Yo sé que lo es tener un niño muriéndose y todo lo que conlleva ver el proceso entero cuando va pasando”, añadió.

La ahora presidenta de la Fundación Stefano, dedicada a prevenir la violencia y asistir a las familias de víctimas de la violencia, dijo que no podía parar de pensar en los familiares de las víctimas.

“Hay que pensar donde uno hace las cosas y menos en un lugar donde vive gente de todas las edades tratando de convivir en comunidad”, aseguró.

Zorimar extendió a una invitación al país para que se cobre conciencia sobre la forma en que se resuelven los problemas.

La líder comunitaria estableció que ansía vivir en una cultura de paz y no en “una cultura de matar a la gente y no pensar en los demás”.

Por otro lado, Betancourt se hizo eco de los reclamos de la Asociación de Residentes Machuchal Revive, que agrupa a los vecinos de la calle Loíza, que exigió que los establecimientos comerciales dedicados a la venta de bebidas alcohólicas de la zona cierren a las 2:00 a.m. 

"Hay que tener conciencia de que por favor piensen las cosas antes de hacerlas", afirmó.


💬Ver 0 comentarios