Desde que inició el toque de queda en Puerto Rico por la pandemia de COVID-19 el 15 de marzo, la Policía ha realizado 690 arrestos y sometido 1,697 denuncias. (Shutterstock)

El Negociado de la Policía ha arrestado a 53 personas desde el inicio del tercer toque de queda decretado por la gobernadora Wanda Vázquez Garced el pasado 13 de abril a raíz de la pandemia de COVID-19.

La Uniformada detuvo a siete personas adicionales en comparación con el total de arrestados (46) desglosados en el informe del viernes, de acuerdo a los datos ofrecidos por el gobierno en la tarde de hoy, sábado.

Fueron intervenidos en incidentes registrados en San Juan (1), Arecibo (1), Ponce (1), Caguas (1) y Bayamón (3).

Del mismo modo, el número de denuncias por violaciones al toque de queda más reciente aumentó a 10 (164) en comparación con los datos del viernes cuando se situaba la cifra en 154. La Uniformada radicó seis denuncias en Ponce, dos en Caguas y dos en Utuado.

Desde que inició el toque de queda en Puerto Rico por la pandemia de COVID-19 el 15 de marzo, la Policía ha realizado 690 arrestos y sometido 1,697 denuncias.

El sargento Axel Valencia, portavoz de la Uniformada, ha explicado que la denuncia se emite cuando identifican que una persona violó el toque de queda y le citan para comparecer al tribunal en una fecha determinada.

"La mayoría de los arrestos conllevan otro tipo de delitos. Muchas veces puede ser una obstrucción a la Justicia... y el policía se ve en la obligación de tener que arrestarlo por obstrucción a la Justicia. También puede ser que tienen armas de fuego, sustancias controladas, vehículos hurtados o algún otro tipo de delito por el que haya que arrestar en el momento, abundó.


💬Ver 0 comentarios