(semisquare-x3)
(Suministrada)

La Policía confirmó hoy, viernes, que el dueño de la casa donde apareció el vehículo de Valerie Ann Almodóvar Ojeda figura como sospechoso en la investigación por la desaparición de la joven, quien fue vista por última vez el lunes.

Juan Luis Cornier Torres, mejor conocido como Manwe Uno, es un reconocido grafitero del área sur de la isla.

Según archivos de la Policía, el sospechoso ha sido fichado en tres ocasiones por violencia de género.

Cornier Torres reaccionó esta mañana al allanamiento de su residencia en la calle Roosevelt, en Ponce, a través de su cuenta de Twitter.

"Que feo esto que están haciendo contra mi persona. Se lo que hacen. Yo voy a dar cara. No soy un matón ni un abusador. Soy artista plástico, padre de una niña y dos varones, hermano de dos mujeres y una persona dispuesta a ayudar a mis vecinos y comunidad. Jamás un asesino", lee el tuit.

Durante el allanamiento se encontró la guagua Nissan Pathfinder, año 2001, de la joven que fue vista por última vez a inicios de semana al salir de la casa de su madre, Zaida Ojeda, en San Germán.

El jefe del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Utuado, David Andújar, confirmó más temprano en una entrevista radial (NotiUno 630 AM) que Cornier Torres se comunicó con la Policía a través de un abogado para cooperar con las autoridades.

“Esta persona (Cornier Torres), a través de su abogado, indicó que pasaría por las oficinas. Estamos en espera de que su abogado lo traiga aquí para que el mismo sea entrevistado. Se hicieron unas gestiones con el abogado en la Fiscalía de Ponce”, afirmó Andújar.

El comandante dijo que al momento del allanamiento se encontraba en su casa, pero el individuo se fue del lugar. Cornier Torres no fue tratado como sospechoso durante ese proceso.

La Policía investiga si existe una relación entre la desaparecida y el cadáver de una mujer que se encontró muerta el martes en el barrio Garzas, en Adjuntas.

Los padres de la desaparecida visitaron el miércoles la oficina del Negociado de Ciencias Forenses (NCF) en Mayagüez para corroborar si el cuerpo se trataba del de su hija, pero no la pudieron reconocer.

El negociado lleva a cabo hoy la autopsia del cadáver no identificado. 

“Esto es un caso que se lleva en dos vertientes. Se está investigando el asesinato en el área de Adjuntas y se está investigando la desaparición de una persona en el área de Mayagüez. Por ende, se especula de que esto lleva una relación de un caso con el otro. Nosotros podemos entender que sí, inferir que sí vamos en esa dirección, pero no podemos corroborar ni constatar que esto sea así toda vez que no hay una identificación clara de que esta persona es la persona que se encontró en Adjuntas”, explicó Andújar.


💬Ver 0 comentarios