Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Hernández se expresó satisfecha con las labores realizadas por el Negociado de Drogas y Control de Vicio, a pesar de los bajos números que reportan en renglones como el esclarecimiento. (horizontal-x3)
Hernández se expresó satisfecha con las labores realizadas por el Negociado de Drogas y Control de Vicio, a pesar de los bajos números que reportan en renglones como el esclarecimiento. (Archivo / GFR Media)

La más reciente racha de asesinatos en la Isla ha provocado que la superintendente de la Policía, Michelle Hernández Fraley, se reuniera con la alta jefatura de la Uniformada para diseñar planes de trabajo que permitan esclarecer los crímenes y evitar que la violencia escale.

En lo que va de año, se han reportado 309 asesinatos, seis más que en el 2016 para la misma fecha. Solo entre el 4 y el 17 de junio se reportaron 34 y entre estos figuran como víctimas tres menores y dos mujeres.

Esta ola provocó, la semana pasada, una reunión en el Cuartel General de la Policía donde se le dieron instrucciones precisas a los jefes de los Cuerpos de Investigación Criminal para avanzar en las pesquisas.

“Se desarrollaron varios planes de trabajo. No puedo explicar mucho porque tiene que ver con levantar inteligencia, pero sí involucran varias áreas (policíacas) a la vez. Muchas veces hacemos planes en que impactamos una región, como Carolina -hace dos semanas-, pero esta vez serán varias, junto con el Negociado del Tránsito y Operaciones de Campo también”, dijo la jefa policíaca.

Preguntada sobre si le exige rendición de cuentas a los jefes de áreas policíacas, Hernández Fraley contestó por otra línea. Dijo que hay que tener en “perspectiva por lo que está pasando el país”.

Para la superintendente de la Policía, la ciudadanía responde de formas distintas a la criminalidad, todo dependiendo de quién haya sido la víctima.

Están los asesinatos por acecho, cuando la víctima está vinculada al bajo mundo, y el resto.

“No es que (las personas) son indiferentes, pero saben que el asesinato está asociado a personas que están bregando con drogas y armas ilegales”, dijo el sábado en entrevista con periodistas en Loíza.

“Los crímenes que están asociados con otras cosas que no es acecho, pues sí, la ciudadanía se preocupa y nos ayudan a conseguir testigos para esclarecerlos. Hay dos vertientes”, sostuvo.

Hernández Fraley usó como ejemplo el caso del asesinato de un agricultor de 78 años la semana pasada en Jayuya. El crimen generó cooperación de la ciudadanía inmediatamente, se arrestó a un individuo y confesó el crimen.

En lo que va de año se han presentado cargos por una treintena de los 309 de crímenes reportados. Hernández Fraley, al ser confrontada por la cifra, sostiene que estas investigaciones toman tiempo. De hecho, este año se han sometido cargos por varios asesinatos del 2016.


💬Ver 0 comentarios