(semisquare-x3)
(GFR Media)

Miembros del liderato sindical de la Policía de Puerto Rico advirtieron hoy, jueves, que de no convertirse en ley el proyecto de reforma contributiva que garantiza el pago del retiro de los uniformados estas navidades serán unas “peligrosísimas” en el país.

“Si este proyecto no se firma los policías van a renunciar en masa. Estas navidades van a ser peligrosísimas. Ya no se puede jugar más con el policía, porque jugar con el policía es jugar con la seguridad. Si no aprueban este proyecto, nosotros podemos garantizar que se va a vaciar la policía”, expresó el sargento Gregorio Matías, vicepresidente de la Asociación de Policías Organizados (APO).

Aseguró que cerca de 500 agentes están a la espera del futuro de la medida para determinar si abandonan la Uniformada. “Las ofertas que tienen en los Estados Unidos son muy tentadores y un país que no respeta a los policías está condenado a la destrucción”, señaló Matías.

Indicaron que contrario a cifras otorgadas por el liderato de la Policía, actualmente solo quedan unos 9,000 agentes para presentar vigilancia.

“Esperamos que estas navidades el regalo sea que usted firma ese proyecto y que nos haga por fin la justicia que usted se comprometió a dar desde su campaña y que ha reiterado, pero no ha cumplido”, expresó el capitán José González Montañez, presidente de la Asociación de Policías Organizados.

La versión del proyecto de reforma contributiva aprobada por la Cámara de Representantes, y bajo evaluación hoy en el Senado, destina una partida de un 45% del dinero recaudado a través de la legalización de 45,000 máquinas tragamonedas para -entre otras cosas- el pago del retiro de la Policía. 

La medida recibió el rechazo de cuatro miembros de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP) en la cámara baja, específicamente por la inclusión de la legalización de este juego de azar, aunque otros miembros de los partidos en minorías también votaron de la misma forma. La postura de algunos de ellos está sustentada en que dicha acción podría provocar un alza en la adicción al juego. Han dicho, además, que hay otras formas como sustenta el retiro de los policías.    

“Son policías que se retiran con $700, sin dinero para un plan médico y es indigno que después de haber dejado la juventud y el vigor aquí tengamos que retirarnos de una forma indigna”, expresó Matías.

Ambos líderes sindicales cuestionaron la postura de oposición de los miembros de la Cámara que no favorecen la medida por la inclusión de las máquinas tragamonedas.  Sostuvieron que este juego ya existe en la isla, pero se está llevando a cabo de forma ilegal. “¿Esos legisladores a quién defiende, al pueblo de Puerto Rico, a la Policía o a las personas del bajo mundo? Esa es la pregunta que nosotros tenemos que hacerle a cada legislador que se oponga a este proyecto”, señaló González Montañez.

“El Partido Popular nos destruyó el retiro con la Ley 3, el señor gobernador (Ricardo Rosselló) se comprometió a que iba a cambiar eso y estamos esperando que honre su palabra esta vez, que este proyecto cuando llegue allá, lo firme…porque si hay un policía desmotivado, la seguridad del país se nos cae. La delincuencia está creciendo, tenemos asesinatos a plena luz del día y la razón para que eso ocurra es que no tenemos policías”, sostuvo Matías.

La otra pregunta dirigida a los legisladores indicó Matías, es cuántos proyectos radicaron para erradicar las máquinas tragamonedas que operan ilegalmente. O sea, que esos que son legisladores, que regulan las leyes, nos están diciendo a nosotros que pretenden que sigan siendo las maquinas ilegales… es una doble moral… o sea”, puntualizó.

El grupo también respondió a argumentos surgidos durante el debate legislativo en el que se levantó la preocupación de que los policías podrían estar recibiendo un trato preferencial sobre otros empleados públicos que también se vieron afectados con los cambios al sistema de retiro. Al respecto, Matías indicó que “el policía no es un funcionario público común”.

“El Policía sale todos los días sin saber si va a volver a ver a su familia, sin saber si va a morir en una intervención, así que no podemos tratar a los policías como si fuera un funcionario normal”, sentenció.


💬Ver 0 comentarios