Los oficiales de la Uniformada también recibieron materiales equipo que utilizarían durante la emergencia. (GFR Media)

El plan de contingencia del Negociado de la Policía (NPPR) contempla el traslado del personal de cuatro cuarteles localizados en zonas inundables antes de que se queden incomunicados en caso de que el paso de la tormenta tropical Dorian por la isla deteriore las condiciones del tiempo en esas áreas.

El comisionado, Henry Escalera Rivera, mencionó que en caso de emergencia el personal del cuartel de Toa Baja será trasladado al de Levittown, como ocurrió tras el paso del huracán María; el de Comerío se realojará en el cuartel municipal; el de Corozal a la cancha municipal Carmen Zoraida Figueroa y el de Hatillo a las facilidades de Camuy.

Mientras que anunció que tan pronto los alcaldes activen los refugios se les notificará para mover su personal junto a la Guardia Nacional para prestar vigilancia en los mismos, agregó el funcionario.

“Cuando se activen los refugios nos vamos a trasladar junto a la Guardia Nacional que nos van a dar apoyo”, agregó Escalera Rivera.

El gobierno ha anunciado que tiene identificadas 360 escuelas como refugio.

También durante el día de hoy se repartieron 88 capas para motociclistas y 2,000 capas tipo poncho color amarillo con reflectores.

La Ley Seca todavía no ha entrado en vigor, indicó Escalera Rivera, al cuestionarle sobre el plan para hacer cumplir con el estatuto.

Desde ayer, martes, se suspendieron los días libres y las vacaciones para activar a los policías y oficiales en turnos de 12 horas.


💬Ver 0 comentarios