(semisquare-x3)
Secretario de Seguridad Pública, Héctor Pesquera. (Xavier J. Araújo Berríos)

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares llevó a cabo una conferencia de prensa en la mañana de hoy para anunciar la entrega de 75 vehículos que serán usados por los oficiales asignados en cuarteles de las áreas policiacas de Bayamón y Carolina.

Pero mientras el ejecutivo entregaba las llaves de los nuevos vehículos un nuevo problema parecía asomarse en la Uniformada. El secretario de Seguridad Pública, Héctor Pesquera, en una rueda de prensa, admitió que actualmente enfrentan problemas sustituyendo los chalecos antibalas de los agentes.

“Con los chalecos todavía tenemos problemas. Hemos tratado de usar el dinero de la reforma y los sobrantes de la nómina para pagar, pero no nos dejan usar el sobrante de la nómina para pagar los gastos de funcionamiento. Es un poco difícil”, dijo Pesquera al hacer alusión a las restricciones fiscales impuestas por la Junta de Supervisión Fiscal.

El funcionario no precisó cuántos chalecos están expirados y necesitan cambiarse. Pesquera aseguró que la expiración del chaleco no implica que los oficiales estén desprotegidos ya que usualmente las placas de metal que detienen las balas duran por más tiempo que lo precisado por el fabricante.

“Están expirados. Eso tiene una fecha de expiración, pero eso no significa que dejen de funcionar inmediatamente. Es como la comida, cuando tú la compras, que es mejor usarla antes de una fecha, pero no significa que justo después de esa fecha se dañó la comida”, dijo el titular del Departamento de Seguridad Pública durante el evento celebrado en la Academia de la Policía en Gurabo.

Según Pesquera, la última gran compra de chalecos fue cerca del 2012 cuando se adquirieron unos 12,000 chalecos para reemplazar los que en aquel momento estaban vencidos. El año pasado compraron algunos chalecos, pero fueron insuficientes para atender el problema, dijo.

El funcionario indicó que las necesidades en la Uniformada son muchas y que, aunque el gobernador se ha esforzado por atender los problemas en la agencia, todavía quedan muchos asuntos por atenderse.

Destacó, por ejemplo, el reemplazo de la flota vehicular. Cerca de 3,000 vehículos ya cumplieron su vida útil, según ha informado la policía. En el 2008 se compraron 122 motoras nuevas y 211 patrullas, las cuales están siendo entregadas en la medida que el fabricante trae los vehículos a la isla. Los 75 vehículos entregados hoy tienen un valor de $2.25 millones.

A esto se le suma la intención del gobiernode cambiar las armas de reglamento de los miembros de la Policía. Ayer, se mostraron 75 pistolas marca Sig Sauer, modelo P320, calibre 20 milímetros. Estas serían adquiridas por la Policía a través de un proceso de “trade in” cuyos detalles no fueron precisados.


💬Ver 0 comentarios