(horizontal-x3)
Un agente de la División de Patrullas de Carreteras de Vega Baja se encargó de la investigación inicial. (GFR Media)

Un joven de 21 años murió en la noche de ayer en la carretera PR-643, kilómetro 3.3, en Manatí tras impactar un objeto fijo con su auto, informó hoy la Policía.

Según la investigación realizada por el agente Juan Declet Rosado, de la División de Patrullas de Carreteras de Vega Baja, mientras Oscar Rivas Rodríguez conducía el vehículo Suzuki Samurai color blanco del año 1991 perdió el control y dominio de volante. El residente de Morovis chocó con unas ramas de bambú en la carretera y salió expulsado del auto.

El hombre resultó con heridas de gravedad que le ocasionaron la muerte. Se informó, además, que no llevaba puesto el cinturón de seguridad.

Con Rivas Rodríguez viajaba un pasajero, residente de Morovis, que resultó con heridas leves y fue transportado al Hospital Doctor’s Center en Manatí. Su condición es estable.

Se personó al lugar el fiscal Juan Ayala Acevedo, de la Fiscalía de Arecibo, quien ordenó el levantamiento del cadáver y la ocupación del vehículo para fines de investigación.

De otro lado, un accidente de carácter grave se reportó hoy a las 2:35 a.m., en la carretera PR-155, km. 58.3 en dirección hacia Vega Baja.

De acuerdo a la información preliminar, un hombre manejaba un Mazda 323 color blanco del año 1987 cuando perdió el control del volante impactando un árbol.

Acto seguido, el auto se volcó y cayó en el patio de una residencia, que no recibió daños en su estructura.  

Como resultado del impacto, el residente de Vega Baja, recibió traumas en la cabeza y posible fractura, por lo que fue llevado por paramédicos hasta el hospital Wilma Vázquez, donde sería referido hasta el Centro Médico de Río Piedras.

El agente Julio Lugo, adscrito a la Estación B de Vega Baja y el fiscal Carlos Peña se hicieron cargo de la investigación.                 


💬Ver 0 comentarios