Héctor Pesquera, secretario del Departamento de Seguridad Pública. (semisquare-x3)
Héctor Pesquera, secretario del Departamento de Seguridad Pública. (Ramón “Tonito” Zayas)

El secretario del Departamento de Seguridad Pública, Héctor Pesquera, atribuyó la controversia por el uso de los helicópteros de la Policía, para transportar civiles, al registro que se hizo de las naves cuando fueron compradas por la pasada administración.

“Entiendo que esos helicópteros fueron registrados mal desde sus comienzos”, sostuvo Pesquera.

Agregó que “desde esos comienzos, esos mismos helicópteros están volando con civiles exactamente bajo las mismas circunstancias que levantaron la bandera ahora. ¿Por qué ahora? No sé tampoco”.

“Tampoco estoy diciendo que esté bien hecho… El issue es que por alguna razón, que no sabemos porque no estábamos aquí, se registraron de una manera indebida”, abundó.

De esta manera, Pesquera mantuvo su posición ante las alegaciones de que la Administración Federal de Aviación (FAA, en inglés) y la Oficina del Inspector General en el Departamento de Transportación de Estados Unidos.

Reiteró que pidió al gobernador Ricardo Rosselló que se dejara de usar los helicópteros de la Policía para transportar civiles tan pronto que supo de las objeciones de los pilotos, quienes se quejaron de que se exponían a perder las licencias.

“Si ellos levantan el ‘issue’ y hay un periodo en lo que me llega a mí, yo lo desconozco, pero cuando me llega esa preocupación, es que tomo la acción de pedirle al gobernador”, indicó Pesquera.

“Las discusiones que he tenido con la FAA es que cuando el helicóptero es nuevo, como estos, no se registran de esas formas”, añadió. “(Ese tipo de registro) se deja para helicópteros más viejos, que se restringe del uso del público, porque lleva muchas horas”.

Asimismo, el funcionario aseguró que no estuvo involucrado con el registro de esos helicópteros cuando fue superintendente de la Policía, entre abril de 2012 y noviembre de 2013.

“Yo me fui en noviembre y los helicópteros llegaron en marzo o abril del próximo año”, señaló. “Tampoco firmé los contratos, aunque se me dieron los contratos para firmarlos y me negué para firmarlos”.

Cuando se le preguntó por qué no los firmó, contestó: “No voy a entrar en eso”.

Mientras, puso en duda las razones de los pilotos para manifestar que fueron presionados para transportar civiles en los helicópteros después de tanto tiempo.

“La excusa de que los presionados no es razón para volarlos si sabían que no podían volarlos. El capitán es el dueño de la nave. Si dice que no vuela, no vuela”, expuso.

“Eso a mí no viene al caso. Lo que me extraña es por qué han levantado un ‘issue’, correcto y válido, pero un año después, y no desde el principio”, acotó.

De la misma manera, aseguró que los traslados de oficiales en las Fuerzas Unidad de Rápida Acción (FURA) no tienen relación con la controversia de los vuelos.

“Uno de los pilotos tenía una petición de traslado. Los otros no eran pilotos”, dijo Pesquera.

Hace varios días, el exsuperintendente de la Policía, José Caldero, dijo que la controversia actual se centra en el helicóptero que llegó a la Policía bajo la actual administración, después de que fuera transferido por el Departamento de Salud porque no se pudo usar como ambulancia aérea.

Caldero insistió en que la polémica no aplicaba a los otros helicópteros de la Policía, porque durante su incumbencia consultó al respecto con la FAA, que le autorizó a transportar en esas naves al gobernador, su familia inmediata y funcionarios del gabinete, todos en viajes oficiales.

“¿Y donde está?”, cuestionó Pesquera, en relación a la consulta de la FAA. “Si fuese así, en esa orden general, diría que ‘como consecuencia de la FAA…’, pero no dice eso. Dice que ‘si yo lo apruebo, lo puede usar cualquier persona para cualquier propósito’. Está en su orden”.

“La información que tenemos es que los helicópteros 429, los tres que llegaron, fueron registrados incorrectamente al momento de entregarlos al gobierno de Puerto Rico”, afirmó.


💬Ver 0 comentarios