(vertical-x1)
Diego Figueroa, presidente del Frente Unido de Policías, dijo que el no pagar las horas extras podría afectar la moral de los oficiales. (Gerald López Cepero)

El presidente del Frente Unido de Policías, Diego Figueroa, le solicitó hoy al secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP), Héctor M. Pesquera, que aclare si es cierto que solo a los agentes se les va a pagar por las horas extras trabajadas durante y después del paso del huracán María por la isla y que los oficiales desde el rango de sargento al de coronel tendrían que donar su tiempo. 

Según indicó, un sargento llegó indignado a sus oficinas en Río Piedras para plantearle que los oficiales no cobrarían las horas extra a pesar de que se les está exigiendo que anoten el tiempo trabajado que sobrepasa en algunos casos las 12 horas, sin días libres, en el formulario de horarios. El oficial le habló del ánimo de otros oficiales desde el rango de teniente en adelante que también estaban alarmados con la información. 

“Debe expresarse sobre esta situación, alegaciones de que no se le van a pagar horas extras ni a los a sargentos ni a los tenientes ni a los comandantes, ni a los coroneles, a ningún oficial. Yo le pido que clarifique con prontitud este asunto porque la Policía está entregada totalmente a la seguridad del país y, con ello, a la reconstrucción. Los policías no están pidiendo el dinero que se le debe ni del retiro; están entregados en las luces, atendiendo querellas... están entregados en cuerpo y alma al país”, indicó Figueroa. 

De acuerdo a la información que ha circulado durante la reunión con los comandantes de área,se les notificó que tendrían que donar su tiempo porque no devengarían el dinero de las horas extras trabajadas. 

Figueroa recordó que durante las emergencias ocasionadas por los huracanes Hugo en el 1989, y Georges en el 1998, todos los oficiales recibieron el pago de las horas extras que se le factura a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés). 

“Para evitar que, de ser cierta esta información, se vaya a trastocar la seguridad del país y el ánimo con el que están trabajando los policías, Pesquera debe ofrecer una explicación. Esta situación levanta bandera. Con ese tipo de comentario se cae la moral y crea un trastoque del gran servicio que está teniendo la Policía”, puntualizó Figueroa. 

Al resaltar los sacrificios por los que atraviesan los policías, Figueroa puso a disposición de los agentes las facilidades del gremio, localizado detrás del cuartel de Río Piedras, donde hay dos baños y ocho oficinas que pueden usarse como habitaciones para que los oficiales que viven lejos de la zona metropolitana se duchen y descansen. 

“Pueden pasar para que se bañen, tengo agua, pero no tengo luz. Que pernocten en FUPO, pueden traer matress inflables, ese edificio es de ellos. Estoy ofreciendo a un director que se quede con ellos no importa que sean policías municipales los puedo dejar pernoctar allí", sostuvo Figueroa.

El Nuevo Día intentó obtener una reacción del Departamento de Seguridad Pública, pero las llamdas no fueron devueltas.


💬Ver 0 comentarios