Existe una orden administrativa con las normas para el manejo de pesquisas y procesamiento de casos en los que el móvil del delito pueda ser el prejuicio hacia la víctima. (Shutterstock)

El Negociado Federal de Investigaciones (FBI, en inglés) confirmó este miércoles que, como parte de la investigación sobre el caso de Alexa, la mujer transgénero asesinada el lunes, en Toa Baja, ha “orientado” a la Policía estatal sobre los elementos que debe presentar un incidente violento para ser procesado como un crimen de odio.


💬Ver 0 comentarios