El comisionado del Negociado de la Policía indicó que existen los canales necesarios para que los uniformados puedas expresarse

El agente Gabriel Hernández Jiménez, arrestado ayer, miércoles, tras protagonizar la toma de un rehén en una cooperativa en Guaynabo, sería llevado esta al Tribunal de Bayamón para ser acusado por restricción a la libertad y violación a la Ley de Armas.

Hernández Jiménez, quien pertenece a la División de Tránsito de Bayamón, fue llevado esta mañana a una clínica luego de que le volviera a subir la presión, supo El Nuevo Día. El oficial pasó la noche en una celda de la Comandancia de dicho municipio.

El comisionado Henry Escalera destacó anteriormente que tan pronto se radiquen cargos en su contra, se iniciará el proceso de destitución. 

Mientras, se supo que por ratos Hernández Jiménez se ha mostrado hostil hacia los policías que lo custodian. El individuo sólo ha dicho que tomó como rehén a un empleado de la cooperativa Caribe Federal Credit Union para "enviar un mensaje", pero no ha brindado más información luego de ser asesorado por un abogado. 

Agentes que han tenido acceso al hombre lo han descrito como errático y se inclinan, naturalmente sin un diagnóstico clínico, a que se trata de un individuo con problemas emocionales no tratados. 

Hernández Jiménez está recién casado y ningún familiar ha podido ofrecer teorías sobre qué pudo haber llevado al hombre a cometer los actos de ayer. 

De otro lado, la Policía todavía no ha revelado si el agente tenía investigaciones pendientes en su expediente.

El portavoz de la Uniformada, el sargento Axel Valencia, dijo esta mañana que se estaba "investigando" el asunto. 

Se trata de un trámite que normalmente tomaría minutos en resolver.


💬Ver 0 comentarios