Miembros del CIC de San Juan se hicieron cargo de la investigación. (Ramón “Tonito” Zayas)

La Policía reabrió un tramo de la PR-18, a la altura del Centro Comprensivo de Cáncer, que fue cerrado esta madrugada luego de que se reportó un doble asesinato cerca de la antigua penitenciaría estatal Oso Blanco en Río Piedras.

Según la oficina de prensa de la Uniformada, la vía estuvo cerrada en ambas direcciones. 

El sargento Edgardo Arce, de la Comandancia del Negociado de la Policía en Hato Rey, dijo a El Nuevo Día que una patrulla respondió a una llamada recibida (a las 11:12 p.m.) mediante el sistema de emergencias 9-1-1 que alertó sobre una persona con heridas de bala en la mencionada vía, a la altura de la ahora clausurada cárcel.

Al llegar a la escena, los oficiales encontraron los cuerpos de dos hombres con múltiples heridas de bala en el interior de un vehículo.

Uno de los sujetos fue identificado como Christian Calderón Morales, de 25 años, mientras que el segundo occiso aún no ha sido identificado.

Al momento se desconoce la edad de las víctimas, ni la marca y modelo del vehículo. La Policía no confirmó si ocurrió un intercambio de disparos entre vehículos.



💬Ver 0 comentarios