Kevin Wenk, de 36 años, de las Islas Vírgenes, navegaba a bordo de una embarcación recreacional de 12 pies cuando se volcó.

La Guardia Costera, con la ayuda del dueño de una embarcación privada, rescataron ayer, martes, a un estadounidense después de que su catamarán se volcó cerca de la isla municipio, Culebra.

"Este caso de búsqueda y rescate pone en relieve la importancia de tener un radio marino VHF a bordo de toda embarcación", dijo el jefe del Centro de Comando de San Juan, capitán Andrew Phipps.

Kevin Wenk, de 36 años, de las Islas Vírgenes, navegaba a bordo de una embarcación recreacional de 12 pies cuando se volcó a media milla de la costa norte de Culebra el martes por la mañana.

"La Guardia Costera escucha las transmisiones VHF, Canal 16, veinticuatro horas al día. Basándonos en la transmisión VHF que realizó Wenk, a través de un radio portátil, pudimos determinar su procedencia y enviar nuestros equipos de rescate a su posición. También pudimos hablar con el Sr. Wenk directamente y mantenernos en contacto con él hasta que llegara la asistencia", añadió el capitán.

Los guardacostas del Centro de Mando de San Juan recibieron una transmisión de un radio marino directamente de Wenk, que informó que se aferraba a su catamará y, a pesar de tener chalecos salvavidas a bordo, no pudo recuperarlos.

El Centro de Comando de la Guardia Costera emitió una transmisión urgente de información marina a los marineros de la zona avisándole sobre la situación.

Según las autoridades, tripulaciones de la Guardia Costera abordo de un helicóptero MH-65 Dolphin de la Estación Aérea de Borinquen, de una embarcación del Destacamento de Botes de Santo Tomás, y del buque de respuesta rápida Joseph Napier, fueron movilizadas para buscar al navegante.

El operador del One Life recuperó a Wenk del agua y lo transfirió a la tripulación de una embarcación de la Guardia Costera, que transportó al navegante rescatado de regreso a Santo Tomás en las Islas Vírgenes Estadounidenses. 


💬Ver 0 comentarios