Residentes quieren limitar los horarios de los clubes nocturnos y los permisos de uso en la región.

“En la calle Loíza vive gente”.

Con esta expresión la Asociación de Residentes Machuchal Revive, que agrupa a los vecinos de la calle Loíza, en San Juan, reclamó hoy, martes, que los establecimientos comerciales dedicados a la venta de bebidas alcohólicas de la zona cierren a las 2:00 a.m. debido al alza de la criminalidad.

La petición de la agrupación se produce luego que ayer dos personas murieron tras recibir varios impactos de bala frente a la discoteca Funky Night Club, en la calle Loíza.

Según Taína Moscoso Arabía, portavoz del colectivo, este asesinato no es una situación aislada, ya que la crisis de seguridad en el sector es latente.

“Lo que estamos planteando es que esta situación no fue una excepción. Nosotros hemos vivido aquí ráfagas de tiros que han ocurrido antes y la mayoría de ellas relacionadas a algunos negocios que abren y se mantienen abiertos toda la madrugada”, sostuvo.

Taína Moscoso, de la Asociación de Residentes Machuchal Revive.
Taína Moscoso, de la Asociación de Residentes Machuchal Revive. (Ramón “Tonito” Zayas)

Moscoso Arabía dijo que, aunque han recibido colaboración del Municipio de San Juan y la Policía de Puerto Rico para atender el problema, “no es suficiente” y que para actuar necesitan contar con la comunidad.

“Para todo lo que se decida hacer en este espacio tienen que tomar en cuenta que aquí también vivimos personas y familias que tenemos que descansar y que hacemos nuestra vida aquí”, indicó.

La portavoz de la asociación estableció que en la calle Loíza actualmente hay sobre 100 negocios y que la mayoría de estos son barras.

Ante esto, indicó que otro de los reclamos de la organización es que se detenga la otorgación de permisos para nuevos locales de este tipo en lo que se encuentra una solución a largo plazo para el problema.

“La cantidad de permisos que aquí se han dado y sobre todo para negocios nocturnos, yo entiendo que sea ha salido de control. Así que estamos exigiendo que se detenga esto hasta que nos sentemos a hacer una evaluación no solamente sobre los aspectos de seguridad, sino sobre otros aspectos que nos están afectando”, puntualizó Moscoso Arabía.

En respuesta a los reclamos, la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto, confirmó este martes, que espera realizar un referéndum para decidir la hora en que cerrarán los negocios en el municipio antes del 30 de junio.

Según Moscoso Arabía, en el área existe un problema con la basura en las calles, las alcantarillas tapadas, el tráfico y los “valet parking”.

Mariana Reyes, encargada del área de gestión cultural del colectivo, dijo que los efectos del problema de seguridad en la calle Loíza han tocado de cerca a varias familias de la casi 5,000 que viven en la zona.

Asimismo, reconoció un desplazamiento de los residentes por el aumento en los costos de los alquileres y el acceso a vivienda.

“Ha habido gente que se ha tenido que ir por el aumento en los costos de alquileres y también por el ruido. Tengo una amiga que tuvo un bebe y se tuvo que ir porque no hay quien lo aguante”, acotó.


💬Ver 0 comentarios