Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La calle Loíza ha experimentado un aumento en la actividad delictiva. (GFR Media) (horizontal-x3)
La calle Loíza ha experimentado un aumento en la actividad delictiva. (GFR Media)

La Policía registró un aumento significativo en el hurto de celulares y vehículos en la zona de Condado y la calle Loíza, en San Juan.

Según el capitán Jesús Cordero, por las pasadas semanas el área ha sido escenario de robos, principalmente de celulares modelos iPhone, de residentes y visitantes del área.

Este tipo de robos representa el 50% de los hurtos que se desarrollan en la zona.

“La gente anda con $800 y $900 en la mano y se ubican en lugares oscuros y van caminando por la calle y son presa fácil para una persona”, describió Cordero.

Igualmente, se ha disparado el robo de vehículos en estos dos lugares, así como en el área de Santurce, Río Piedras, Hato Rey y Puerto Nuevo.

Datos de la Policía revelan que a esta fecha en el área policiaca de San Juan se han registrado 502 hurtos de vehículos, de los 1,649 que se han registrado a nivel isla.

“La Kia Soul es una de las favoritas para los delincuentes y cuando hablamos de los Toyota, el modelo Yaris sigue siendo uno los preferidos, aunque ha disminuido”, estableció.  

Los carros Hyundai Accent y Hyundai Tucson también figuran entre los favoritos para hurtar.

Más del 75% de los hurtos en San Juan no son recuperados en San Juan. Son organizaciones que están en Vega Baja, en Bayamón y en la zona este del país”, explicó el capitán.

El oficial de la Uniformada no descartó que los delincuentes se estén aprovechando del auge que recientemente ha tomado la calle Loíza por el establecimiento de diversos restaurantes y locales comerciales.

Cordero informó que la mayoría de los incidentes se reportan en calles sin salidas y sitios oscuros, por lo que exhortó a la ciudadanía a tomar precauciones al visitar estos lugares.

El capitán señaló que como parte de las medidas que la Policía tomará para atender la situación, destinarán el 40% del personal que trabaja en estas áreas para que labore en el turno de 8:00 a.m. a 4:00 a.m., que es cuando se reporta el mayor número de incidentes.

“Hemos ubicado también unas patrullas en unos puntos fijos donde entendemos que el delincuente tiene que pasar por allí. Son unos lugares determinados para servir de disuasivo”, sostuvo.

De igual forma, en el área de Condado se destinarán efectivos de la Policía que darán rondas a pie para reforzar la seguridad del área residencial y turística.

Entretanto, Cordero también dijo que reforzarán la expedición de boletos a los ciudadanos que se estacionan sobre las aceras y en líneas amarillas, pues esta situación se ha agudizado por los pasados meses.

“La mejor manera de manejar estos asuntos es expidiendo boletos, pero más que eso, es la consistencia en expedir boletos”, dijo.


💬Ver 0 comentarios