Agentes de la Policía custodian las entradas al Capitolio. (horizontal-x3)
Agentes de la Policía custodian las entradas al Capitolio. (André Kang)

Los empleados del Capitolio pudieron acceder nuevamente a sus oficinas este mediodía, luego de que esperaran por alrededor de dos horas a las afuera de la antigua estructura en lo que la Policía investigaba una amenaza de bomba, confirmó la portavoz de la Policía, Wiljalis Sanabria. 

La llamada en la que se realizó la supuesta amenaza fue atendida a las 10:38 a.m. y se activaron los protocolos con la Unidad de Explosivos.  

La Policía detalló en un informe de novedades de los agentes especializados no encontraron ningún artefacto explosivo en el Capitolio

Para las 11:00 a.m. estaba pautada una sesión de la Cámara de Representantes, la cual se retrasó. 

El administrador de la Cámara, Moisés Cortés Rosado, afirmó que alrededor de las 10:25 a.m. y 10:30 a.m. se recibió una llamada anónima con una voz de mujer al cuadro telefónico de la Cámara diciendo que había una bomba y lo repitió tres veces

Cortés Rosado dijo que luego llamó consecutivamente el mismo número en ocho ocasiones

Tanto las agencias estatales y federales están trabajando con la situación, pero no precisó qué agencias ya que lo está manejando el sargento de Armas. 

Una guagua de la Unidad de Explosivos de la Policía se encuentra estacionada en el área del túnel en el Capitolio. (André Kang)


💬Ver 0 comentarios