(semisquare-x3)
Rebeca Johann Roldán Nieves. (GFR Media)

A un mes de su desaparición, la Policía sigue sin pistas concretas que los conduzca a dar con el paradero de la joven madre Rebeca Johann Roldán Nieves, quien fuera vista por última vez en el área de la Villa Pesquera de Isabela.

La comandante Rosa Valera, directora del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Aguadilla indicó ayer, nuevamente, que siguen a la espera de que el Negociado de Ciencias Forenses (NCF) les entregue los resultados de los análisis científicos realizados al vehículo y los teléfonos ocupados como parte de la investigación.

“Todavía estamos en espera de los análisis del Instituto de Ciencias Forenses”, señaló la comandante a este medio través de mensaje de texto.

Aunque han sido muy pocas las confidencias ciudadanas que ha recibido la Uniformada, todas han sido investigadas sin que ninguna de ellas haya conducido a la joven que es esperada por su hijo de cuatro años.

El paradero de Roldán Nieves, de 22 años, es un misterio desde el pasado 16 de diciembre, cuando fue reportada como desaparecida. En este caso, la Policía no ha identificado a ninguna persona de interés, aunque familiares de la joven han expresado a los agentes que quien la vio por última vez con vida fue su esposo, Conrad Cruz.

A pesar del tiempo transcurrido, la comandante indicó hace unos días a este medio que la investigación se mantiene centrada en la búsqueda de una persona desaparecida.

“El caso está ahí, está pendiente, está encima del escritorio, no está archivado”, dijo hace una semana la comandante al agregar que cada mañana discuten el caso.


💬Ver 0 comentarios