Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Entre los heridos de gravedad hay una niña de cinco años

Cayey - Un aparente regateo entre tres vehículos provocó esta noche un accidente automovilístico que dejó gravemente heridos a una familia compuesta por una madre, padre e hija de cinco años.

La colisión, ocurrida en el expreso Luis A. Ferré, en dirección de Cayey a Caguas, se registró poco antes de las 6:00 de la noche cuando el conductor de un vehículo Honda (blanco) que supuestamente iba regateando a alta velocidad con otros dos carros impactó con la parte del frente una guagua Nativa (roja) en la que viajaba la familia que regresaba de un pasadía en una fiesta de cumpleaños de un pariente. Los otros dos autos que participaban de la carrera clandestina no se detuvieron en la escena.

La guagua voló y cayó en la montaña… fue horrible. Vi cuando la señora y la nena salieron del carro”, dijo un testigo a este diario aún consternado por lo sucedido.

“Ese muchacho me hizo un corte de pastelillo que por poco me voy por el risco”, agregó el hombre que no se identificó.

Carlos Meléndez, un militar que sirve como paramédico en la Guardia Nacional, fue una de las primeras personas que se detuvo a socorrer a los heridos hasta que comenzaron a llegar las ambulancias a eso de las 6:40 de la noche.

“Venía transitando para mi casa en Cayey tras salir de trabajo del Campamento Santiago (Salinas) cuando veo esos tres vehículos conduciendo super negligentemente. Me pasaron por el lado y me digo yo mismo: ‘Wow, esta gente va a ocasionar un accidente’. Cuando dos curvas más al frente veo a la Nativa de esta familia botando humo ya con el cantazo”, dijo.

Agregó que se angustió al ver a la niña, cuyas piernitas se veían evidentemente fracturadas. En su heroica faena, Meléndez trataba de calmar a la chiquilla y aliviaba sus heridas con los instrumentos de primeros auxilios que tenía a su alcance.

La mamá está bastante crítica… bregamos todo lo más rápido que se pudo”, destacó al agregar que hubo otros buenos samaritanos que colaboraron, entre ellos un médico que pasaba por el área y se detuvo al ver la gravedad del accidente.

“Estoy totalmente a la disposición de ser testigo de esto porque vienen a pagar los que van bien por la carretera… espero que salga todo bien y que Dios los acompañe siempre”, expresó Meléndez.

A las 7:30 de la noche la policía se encontraba en la escena investigando los hechos y un helicóptero de asistencia médica aterrizó en el expreso a socorrer a uno de los heridos.


💬Ver 0 comentarios