El incidente ocurrió poco después de las 12:00 a.m. en el Motel Oriente, ubicado en la PR-181. (Archivo)
El asesinato de De León García ocurrió el pasado sábado.

El Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Carolina concluyó la investigación del asesinato de Edmil de León García, la mujer asesinada en el Motel Yess el pasado sábado, luego de descartar la existencia de un presunto tercer sospechoso del crimen, confirmó a El Nuevo Día el director de esa división, José González.

El capitán le informó a este medio que durante las entrevistas preliminares una testigo afirmó haber visto a “una tercera persona” que acompañaba a la pareja de sospechosos del asesinato, pero tras verificar los visuales disponibles, no se pudo corroborar la participación de otro sujeto en los hechos.

“La tercera persona que nosotros mencionamos sale de una testigo. Por eso dijimos que eran dos hombres y una mujer. Pero nosotros no tenemos vídeos ni nada. Cuando empezamos a revisar los vídeos, no vemos la tercera persona, vemos a dos. No ubicábamos la tercera persona”, explicó González en entrevista telefónica.

Abundó en que la evidencia audiovisual del crimen no es la única fuente que descarta la existencia de una tercera persona como participante de los hechos. La testigo principal de este caso también descartó que hubiera un segundo hombre que figurara como cómplice de Juan Miguel Castillo Martínez, de 36 años, y Jackeline Lugo Colón, de 23, los dos imputados de asesinar a De León García.

“Hablamos con la testigo que estuvo en un mejor ángulo y me dice: ‘Es que yo no sé de dónde salió la tercera persona, porque yo nunca vi a una tercera persona’. Entonces, hablamos con otra testigo que no estuvo disponible ese día (el día del crimen), que fue la que los atendió en el cuarto, y nos dijo que solo entraron ellos dos solos (la pareja imputada) al cuarto”, acotó el director del CIC.

Castillo Martínez y Lugo Colón enfrentan cargos por asesinato en primer grado y violación a la Ley de Armas. A cada uno se le impuso una fianza de $1,050,000 en este caso.

También se les radicó cargos, en un caso por separado, por violaciones a la Ley de Armas, posesión de drogas y daños ocurridos durante su arresto el pasado domingo en la barriada Bitumul, en Hato Rey. En este caso, Lugo Colón enfrenta 10 cargos y se le impuso una fianza de $1.5 millones. Mientras, Castillo Martínez enfrenta siete cargos por Ley de Armas y se le impuso una fianza de $1,050,000 millones.

Según González, tras haber concluido la pesquisa del asesinato, a nivel policiaco, ahora solo resta esperar que se desarrolle el proceso judicial y que el tribunal determine la culpabilidad de ambos imputados.

Juan M. Castillo Martínez, de 36 años, fue ingresado en prisión junto a Jacklyn H. Lugo Colón, de 23 años, tras ser acusados por el crimen de una empleada del motel Yess, en Carolina. (Suministrada )

Al tiempo, reconoció y agradeció al comisionado de la Policía, Antonio López Figueroa, por haber asignado sobre 100 efectivos para el desarrollo de la investigación.

En los 32 años que llevo en la Policía, que he trabajado en investigaciones, nunca había tenido un caso en el que lo hayamos esclarecido tan rápido. Hay que reconocer que tuvimos colaboración de la ciudadanía y de la Policía, pero también tuvimos un fiscal que es nuevo y tiene deseo de trabajar. Y con fiscales con deseo de trabajar se nos hace más fácil”, puntualizó González.

El asesinato de De León García ocurrió el pasado sábado cuando los imputados discutieron con la víctima luego que les notificó que el tiempo por el que pagaron para la habitación del motel había expirado. La Policía describió el crimen como uno vicioso.

Jacklyn H. Lugo Colón, de 23 años fue ingresada en prisión junto a Juan M. Castillo Martínez, de 36 años, tras ser acusados por el crimen de una empleada del motel Yess, en Carolina. (Suministrada )

Aunque la pareja intentó salir de Puerto Rico tras los hechos, una confidencia llevó a la Policía hasta unos familiares que ofrecieron información sobre los individuos. Posteriormente, agentes del precinto de Barrio Obrero arrestaron a la pareja en la barriada Bitumul, en Hato Rey, a bordo de un vehículo.

Las autoridades encontraron en el automóvil un arma de fuego con la que se presume que asesinaron a De León García. También localizaron sustancias controladas como marihuana.

💬Ver comentarios