El dictamen del tribunal se desarrolló en la Sala de Primera Instancia en Aibonito (semisquare-x3)
El dictamen del tribunal se desarrolló en la Sala de Primera Instancia en Aibonito. (GFR Media)

El juez Rafael Lugo Morales del Tribunal de Aibonito encontró hoy, viernes, causa para arresto contra un médico del centro de la isla tras ser acusado por proxenetismo y prostitución. 

El médico, que cuenta con oficinas en Coamo y Aibonito, fue identificado como Luis Roberto Cañas Rivas, quien se dedica a la medicina interna, confirmó la Policía. 

Las autoridades informaron temprano en la tarde, tal como lo que había adelantado El Nuevo Día, que una paciente de 22 años se querelló esta semana luego de que el médico supuestamente le indicó en medio de una consulta que podría ganar $5,000 por perder su virginidad y que la podía conectar con mujeres universitarias que tenían relaciones sexuales con otras personas por dinero. Los presuntos hechos ocurrieron el lunes 4 de febrero en su oficina médica en Aibonito. 

Asimismo, la joven denunció ante las autoridades que el médico se ofreció a ser su primer cliente por $5,000 la primera vez que tuvieran relaciones sexuales y que le daría otras cantidades después.

El galeno, de 73 años, fue citado hoy a una entrevista con la Policía y, posteriormente, la fiscalía de Aibonito le radicó los cargos por violación al Artículo 141 del Código Penal por promover o facilitar la prostitución con el propósito de lucro.

De igual manera, se radicó un segundo cargo por violación al Artículo 138 por solicitar y ofrecer dinero a cambios de relaciones sexuales con otra persona.

“La explotación sexual es la forma más conocida de trata humana. Estas personas engañan a las mujeres, hombres y niños para llevar a cabo sus fechorías. El Departamento de Justicia está preparado para investigar y procesar aquellos casos donde se denuncien actos de violencia y degradación por intentos de explotación sexual, como se imputa sucedió en este caso”, dijo en declaraciones escritas la jefa de la Fiscalía, Olga Castellón Miranda

El juez le fijó al médico una fianza de $5,000 que prestó mediante fiador. La vista preliminar fue pautada para el 28 de febrero en el Tribunal de Aibonito.  

El médico podría enfrentar hasta tres años de cárcel en caso de ser encontrado culpable.


💬Ver 0 comentarios