No se detalló en qué pueblo fue que ocurrió el incidente. (Shutterstock)

Un gran jurado federal acusó a un hombre identificado como Héctor L. Maldonado-Sierra, a quien se le imputa haber cometido un carjacking y agredir sexualmente a una mujer, anunció este jueves la jefa de la Fiscal federal en la isla, Rosa Emilia Rodríguez-Vélez

Maldonado-Sierra enfrenta dos cargos por el robo de un automóvil que resultó en lesiones corporales graves contra una persona, y por posesión y amenaza con un arma de fuego para promover el delito de violencia. 

Los hechos ocurrieron el 26 de julio de 2019 en Trujillo Alto, a las 7:30 de la mañana aproximadamente. Según la acusación, varios individuos entraron armados y con las caras tapadas a una residencia donde se encontraba una mujer y un hombre.

Presuntamente, el acusado, ayudado e incitado por otros con la intención de causar la muerte o lesiones corporales graves y llevando a cabo intimidación con un arma de fuego, robó de la residencia un Jeep Wrangler Unlimited 2016, en presencia de la pareja que se encontraba en la residencia.

De acuerdo con la información provista por la Fiscalía, Maldonado-Sierra logró su objetivo mediante la fuerza, la violencia y la intimidación.

“Al hacerlo causaron graves lesiones corporales a la víctima femenina al cometer un acto sexual”, sostuvo la Fiscalía federal. 

Las autoridades federales confirmaron a El Nuevo Día que el individuo fue posteriormente arrestado, el 28 de julio en San Juan. Al momento del arresto el hombre se encontraba en el vehículo robado y tenía en su poder las llaves de la residencia en la que ocurrieron los hechos.

También fue ocupado un guante presuntamente utilizado por uno de los individuos al momento en que se llevó a cabo el carjacking y cuyas descripciones coinciden con las que las víctimas habían ofrecido a las autoridades. Las autoridades federales no han logrado identificar al resto de los individuos ni se especificó de cuántos se trata.

“El FBI y nuestros socios nunca han estado más decididos a investigar cualquier robo violento con sus últimas consecuencias", manifestó Douglas A. Leff, jefe del FBI en Puerto Rico, en declaraciones escritas.

Por su parte, Rodríguez-Vélez sostuvo que "somos conscientes de que existe preocupación sobre el número de robos de vehículos reportados en el último mes. La misión de todas las agencias policiales de Puerto Rico, tanto estatales como federales, es garantizar que todos nos sintamos seguros en nuestras calles, hogares y vecindarios. Todas las agencias de aplicación de la ley están trabajando juntas para prevenir y resolver estos crímenes, y para detener a quienes son una amenaza para nuestras comunidades”.

El caso está siendo procesado por el fiscal federal adjunto Alexander Alum. Si fuera declarado culpable, Maldonado-Sierra se enfrenta a una condena de cadena perpetua. 


💬Ver 0 comentarios