El Tribunal Federal en San Juan (horizontal-x3)
El Tribunal Federal en San Juan. (GFR Media)

Un hombre fue acusado hoy por la Fiscalía federal de 11 cargos por fraude bancario tras desviar más de medio millón de dólares de clientes de su propia empresa.

El individuo fue identificado como Pedro González Seijo, presidente de PGS Insurance.

Según un comunicado de las autoridades federales, el acusado aceptaba los cheques de sus clientes que estaban destinados a ser depositados en sus cuentas de anualidad variable y en vez de depositar estos cheques en dichas cuentas, sin autorización de los clientes, depositaba el dinero directamente en su cuenta bancaria de Banco Popular “para su propio beneficio y uso”.

La cantidad de dinero desviada asciende a unos $583,000.

González Seijo, según declaraciones de la jefa de la Fiscalía federal, Rosa Emilia Rodríguez, también retiró dinero de los fondos de sus clientes que luego depositó en su cuenta bancaria.

De igual forma, también se alega que el hombre desvió dinero obteniendo la autorización de sus clientes para retirar dinero de estos y supuestamente invertir en otros productos.

En marzo de este año, el Banco Popular cerró la cuenta de González Seijo en la institución bancaria luego que se detectó la actividad inusual que se estaba desarrollando en la misma.

"Los mercados financieros se rigen por reglas que se supone protegen a los inversores. Este acusado, hábil para convencer a las personas de que depositen su confianza en él, participó en un plan para defraudar a los inversionistas y finalmente les costó miles de dólares”, aseguró Rodríguez.

Por estos cargos, se enfrentaría a un máximo de 30 años de cárcel y una multa que no exceda un millón de dólares.

La Fiscalía federal instó a los inversores que entiendan que fueron timados por el acusado a que se comuniquen con las autoridades de inmediato.


💬Ver 0 comentarios