Áurea Vázquez Rijos cumple una sentencia de vida en cárcel por ordenar el asesinato de su esposo, Adam Anhang. (GFR Media)

Tras recibir una carta del asesino confeso de Adam Anhang que podría aportar nueva información sobre el caso, la abogada de Áurea Vázquez Rijos, sentenciada a cadena perpetua como autora intelectual del crimen, solicitó al Circuito de Apelaciones de Boston que devuelva el caso al Tribunal de Distrito de Puerto Rico.

Los abogados de los otros dos convictos en el caso, Marcia Vázquez Rijos y José Ferrer Sosa, también se unieron a la solicitud de licenciada Lydia Lizarríbar.

Debido a que la petición -sometida el 6 de septiembre- está sellada, los argumentos se desconocen públicamente, pero unos días antes, Lizarríbar reveló en otra moción presentada ante el Circuito de Apelaciones de Boston que había recibido una carta de Alex Pabón Colón, alias “El Loco”, solicitando que se reunieran para ofrecerle información.

En la moción, Lizarríbar también levantó nuevos cuestionamientos sobre la salud mental de Pabón Colón, quien fue el testigo estrella del juicio, al asegurar que fue contratado por Vázquez Rijos, y los otros dos convictos, para que asesinara a Anhang en septiembre de 2005.

Hasta ahora, la existencia de la carta enviada por Pabón Colón a Lizarríbar se desconocía. En cambio, en junio pasado sí trascendió públicamente que Pabón Colón le envió una carta al licenciado Ovidio Zayas, abogado de Ferrer Sosa.

“Hay desarrollos nuevos en este caso…”, sostuvo Lizarríbar en el escrito que sometió ante el Apelativo en Boston.

“Al final de junio 2019, esta abogada recibió una carta escrita a mano de Alex Pabón Colón solicitando reunirse conmigo porque él tenía información importante para proveerle a esta abogada”, relata la abogada.

“Se debe establecer que Pabón Colón está solicitando reunirse con esta abogada de la defensa y no se le ha permitido”, acotó.

Lizarríbar señaló que no había sometido esa carta al Tribunal de Distrito de Puerto Rico porque esa corte no había ofrecido un remedio a la solicitud de Zayas, quien pedía reunirse con Pabón Colón, pues el testigo estrella alegaba tener información importante para proveerle.

En aquel momento, Zayas informó al tribunal que, en la carta, Pabón Colón le pide que fuera a verlo en secreto a la cárcel federal en Guaynabo. Le asegura que no se va a arrepentir porque le ayudará en la apelación de su cliente.

Ahora, en su moción ante Boston, Lizarríbar relata que el abogado de Pabón Colón se opuso a la petición de Zayas para la reunióny “solicitó una evaluación mental de su cliente porque pensaba que Pabón Colón no estaba apto en ese momento”.

Luego, según Lizarríbar, el tribunal ordenó la evaluación mental de Pabón Colón, dejando paralizada la petición de Zayas. Entonces, señaló que Pabón Colón fue sacado de Puerto Rico.

Según el expediente público del Negociado federal de Prisiones, Pabón Colón está en el Centro Correccional Metropolitano de San Diego.

Ante esa movida, la abogada de Vázquez Rijos reiteró su cuestionamiento de que Pabón Colón no estaba psicológicamente apto para prestar el testimonio cuando confesó el asesinato de Anhang y alegó que su clienta lo contrató.

“Las acciones de Pabón Colón en buscar reunirse con los abogados de la defensa son materiales y relevantes para uno o más de los asuntos que se deben levantar en apelación”, señaló Lizarríbar.

Asimismo, apuntó que “la aptitud mental de Alex Pabón Colón ha sido un problema antes, durante y después del juicio, mientras que la condena y la sentencia de Áurea Vázquez Rijos descansa en el testimonio de Pabón Colón, el asesino de su esposo”.

“Una evaluación mental de Pabón Colón en este punto, como la que se está realizando, y cualquier hallazgo de su aptitud mental es relevante para sus acciones previas y su testimonio en el tribunal”, añadió.

Lizarríbar aseguró que obtuvo expedientes médicos relacionados a la condición psicológica de Pabón Colón en la cárcel federal de Guaynabo, pero que no las pudo discutir como parte del caso y que el tribunal estuvo satisfecho con la declaración del “abogado del testigo cooperador y no se hicieron indagaciones adicionales sobre su competencia”.

Puntualizó que esa decisión se tomó pese a que Pabón Colón informó al tribunal que había estado “bajo evaluación psiquiátrica desde su niñez”.

Con esta moción, Lizarríbar pedía a Boston tiempo adicional para someter su informe de apelación, lo que fue concedido y le dieron hasta el 3 de octubre. Pero, después de la orden, los abogados de los convictos sometieron la solicitud sellada para que se devuelva el caso al Tribunal federal en San Juan.

Durante el juicio, antes de que el jurado se retirara a deliberar, los abogados y los fiscales debatieron sobre la salud mental de Pabón Colón.

Los abogados se oponían a que el juez federal Daniel Domínguez indicara en las instrucciones al jurado que había tomado “conocimiento judicial” de que Pabón Colón fue encontrado por la corte mentalmente capaz, según lo estableció, cuando hizo su alegación de culpabilidad.

Indicaron que tal planteamiento al jurado podría persuadirlos sobre el buen estado mental del testigo estrella de la fiscalía. Entonces, según reclamaron los abogados, afectaría sus esfuerzos de demostrarle al jurado que no tenía un buen estado de salud mental.

La fiscalía, por su parte, argumentó que lo único que solicitaba era que le informara al jurado lo que sucedió al momento de que el tribunal aceptó la alegación de culpabilidad de Pabón Colón en el 2008.

Además, el fiscal José Ruiz destacó que fue la misma defensa quien presentó como evidencia el acuerdo de cooperación que firmó el asesino confeso, como para resaltar los beneficios que tendría para posiblemente dar información falsa, además de que también le preguntaron por situaciones posteriores en la cárcel federal.

“Sería injusto que el jurado no sepa que fue encontrado mentalmente competente (al hacer la confesión)”, dijo Ruiz.

Después de un extenso debate, el juez determinó leerle al jurado exactamente lo que indica el documento de 2008: “Diré que la corte lo encontró competente para declararse culpable”.


💬Ver 0 comentarios