(semisquare-x3)
En la foto, Abel Nazario durante una conferencia de prensa tras su arresto por el FBI.

El Ministerio Público federal confía en finalizar el juicio por corrupción contra el senador Abel Nazario antes de que culmine el año, anunció esta mañana el fiscal Scott Anderson.

En una vista de estado de los procedimientos ante el juez federal Pedro Delgado Hernández, Anderson indicó que tiene en agenda para principios del año que viene un juicio de pena capital, por lo que le interesa terminar con el caso este año.

Por su parte, la abogada de defensa, María Domínguez, acompañada por Javier Micheo Marcial, del bufete McConnell Valdés, declaró en un breve intercambio en la sala: "Nuestro cliente está ansioso por comenzar”.

El abogado Edgar Vega Pabón también forma parte del equipo de defensa de Nazario. Sin embargo, ni él ni su cliente estuvieron presentes en sala.

Anderson, de otra parte, indicó que antes del viernes le entregará toda la prueba del Estado como parte del descubrimiento de prueba (proceso en el cual se investigan los hechos antes de que se inicie un juicio). 

Domínguez indicó que luego de que culmine ese proceso, ella estaría en mejor posición para determinar cuándo estará lista para comenzar el juicio, pero volvió a reiterar que la intención de Nazario es que el juicio sea “fast track”.

La abogada y exfiscal anunció también que el equipo de defensa ha iniciado su “propia investigación independiente” de las alegaciones que la fiscalía ha hecho en contra del político.

En este caso, el juez Delgado Hernández ha impuesto a las partes involucradas una orden de mordaza, incluyendo al abogado de Yauco, por lo que ni los abogados ni Anderson estuvieron disponibles para entrevista al finalizar la breve vista.

Delgado Hernández pautó otra vista de estado de los procedimientos para el 19 de octubre.

Nazario enfrenta 39 cargos criminales por fraude electrónico y uso de documentos falsos al supuestamente hacer ver al Departamento del Trabajo Federal que estaba en el proceso de saldar una deuda de poco más de $580,000 a 177 empleados del municipio, a quienes forzó a trabajar por espacio de dos años, dos horas diarias sin la compensación correspondiente.

Nazario ha negado las imputaciones, pero eso no evitó que fuera removido de sus posiciones de liderato en el Partido Nuevo Progresista y en el Senado. El legislador fue removido del caucus de la mayoría y ha anunciado la creación de un fideicomiso para costear sus gastos de defensa.


💬Ver 0 comentarios