(vertical-x1)
Carlos Cotto Cartagena fue encontrado muerto en el pavimento en Miramar, el pasado 21 de septiembre. Cotto fue el testigo estrella de la fiscalía en el juicio estatal de 2007 por el homicidio del empresario canadiense Adam Anhang. (Vanessa Serra Díaz)

El Negociado de Ciencias Forenses certificó hoy ante el Tribunal que conservará hasta un término de un año la ropa que vestía el abogado Carlos Javier Cotto Cartagena al momento de su muerte en Miramar así como las muestras de tejido extraídas para análisis forenses.

La jueza Lauracelis Roques Arroyo informó que recogerá en una resolución el contenido de esa certificación y les dio cinco días a la abogada del Departamento de Justicia, Liany Vega, y al abogado Giancarlo Cartagena Avilés, para que dialoguen y lleguen a un acuerdo sobre dos aspectos que quedaron pendientes: la fecha en que culminará la investigación y si se le permitirá acceso al Negociado a un patólogo forense contratado por la familia.

Según se explicó en corte, estatutos y procedimientos del Negociado impiden que se decomise de inmediato esas piezas de evidencia y las muestras de tejidos.

"El Estado estaba totalmente dispuesto a que la controversia se solucionara porque lo cierto es que ese material se va a conservar”, dijo la abogada del Departamento de Justicia al salir de sala.

Además, a través de Vega, tanto el Negociado como Justicia informaron al Tribunal que ninguna de las dos entidades ha culminado sus procesos investigativos.

La vista judicial celebrada en el Tribunal de San Juan respondió a la solicitud de injunction preliminar y permanente que presentó la retirada juez María Inés Cartagena Colón, madre del occiso.

Cartagena Avilés, representante legal de la mamá del fenecido abogado, se mostró conforme con los acuerdos alcanzados.

“Nosotros queremos que nos notifiquen, no tan solo cuando culmine la investigación, sino cuando culmine la necesidad de esas piezas, por lo menos la vestimenta”, dijo el abogado de la familia.

En tanto, la exjueza dijo que su aspiración es a que se acelere el proceso de investigación y se le ofrezca concretamente la causa de la muerte. Cartagena Colón dijo que ha mantenido comunicación con la fiscal a cargo del caso y aclaró que las teorías que han trascendido públicamente las conoce por la prensa y no de primera mano.

Informes de prensa sostienen que las entidades investigadoras piensan que Cotto Cartagena cayó de la azotea del condominio Santa Teresa, en Miramar, cuando al olvidar las llaves intentaba acceder al apartamento en el que se quedaba. No obstante, inicialmente la Policía pensó que se trataba de una muerte violenta.

“Todavía no he podido tener mi duelo con mi familia. Lo único que yo estoy pidiendo es que se acelere todo el proceso investigativo”, dijo Cartagena Colón. "Necesito que Forense, que la Policía de Puerto Rico asigne más recursos o aceleren todo lo que están investigando para que me den respuestas a todo lo que ha sucedido”, agregó.


💬Ver 0 comentarios