(horizontal-x3)
En la foto, Lydia Lizarríbar, abogada a cargo la defensa de Áurea Vázquez Rijos, acusada de ser la autora intelectual del asesinato del empresario canadiense, Adam Anhang Uster. (Xavier J. Araújo Berríos)

El juez Daniel Domínguez comenzó hoy la selección del jurado para el juicio contra Áurea Vázquez Rijos por el asesinato de su esposo, el canadiense Adam Anhang Uster.

Su hermana, Marcia Vázquez Rijos, y su cuñado, José Ferrer también están acusados por conspiración.

El Tribunal federal citó a 91 personas para el primer día de entrevistas a los candidatos para formar parte del jurado, proceso para el que Domínguez separó cuatro días.

Vázquez Rijos se presentó a la sala a eso de las 10:11 a.m., esposada por la espalda, vistiendo una chaqueta azul. Tan pronto llegó a la mesa de sus defensores legales, cruzó una mirada y sonrisa con su hermana.

Allí se sentó junto a su abogada, Lydia Lizarríbar, quien estaba acompañado de Francisco Adams. Mientras, Marcia estaba acompañada del licenciado Artemio Ruiz y Ferrer con su abogado Ovidio Zayas.

En la mesa del gobierno estaban los fiscales federales Jennifer Hernández y José Ruiz Santiago, junto con dos agentes del Negociado Federal deInvestigaciones (FBI, por sus siglas en inglés).

Uno de los agentes es Kevin Kowalski, quien fue presentado por los fiscales en la vista que se determinó causa para el arresto de Marcia y Ferrer en el 2013. En aquel momento, Kowalski indicó que los investigadores del caso contaban con la cooperación de Pabón Colón y otros dos confidentes.

Instantes después, comenzaron a entrar los candidatos a jurado a la sala 3 del Tribunal Federal de Hato Rey, donde el juez Domínguez comenzó por leer las alegaciones del Ministerio Público en el pliego acusatorio.

Domínguez explicó que originalmente la acusación era contra Áurea y Alex Pabón Colón, conocido como El Loco, quien coopera con las autoridades desde que hizo alegación de culpabilidad por el asesinato y dice que fue contratado por la viuda de Anhang el 21 de septiembre de 2005.

El juez luego explicó que hubo una enmienda al pliego acusatorio para incluir a Marcia y Ferrer, porque supuestamente fueron quienes buscaron a Pabón Colón.

Según leyó de la acusación, los tres se reunieron con Pabón Colón en un restaurante de Puerta de Tierra el día antes de los hechos para coordinar “el asesinato por encargo”.

Luego, Domínguez comenzó con las preguntas de rigor para determinar quiénes pueden ser parte del jurado y quiénes no.

Cuatro candidatos se levantaron cuando se preguntó si tenían problemas con entender el inglés. Luego, uno se levantó cuando preguntaron si conocían a Áurea o a sus abogados.

Posteriormente, se levantaron dos cuando preguntaron si conocían a alguno de los fiscales de la fiscalía federal.

Entonces, el juez advirtió que el juicio podría tomar de cinco a seis semanas, antes de preguntar si alguien tenía problemas con la duración y decenas de personas se pusieron de pie para ser interrogados por Domínguez, abogados y fiscales.

Todavía estaban en ese proceso de entrevistas a eso del mediodía.

Áurea Vázquez Rijos está acusada de ordenar el asesinato de su marido, el empresario canadiense Adam Anhang Uster, solo seis meses después de haberse casado. El crimen ocurrió en el 2005 en San Juan. La víctima tenía varios golpes y puñaladas.


💬Ver 0 comentarios