Steven Sánchez Mártir en el Tribunal de Caguas. (semisquare-x3)
Steven Sánchez Mártir en el Tribunal de Caguas. (GFR Media)

La vista preliminar en alzada contra Steven Sánchez Mártir, acusado por el asesinato de Pedro Marrero Díaz en el hospital HIMA de Caguas, continuó hoy con la exposición del análisis de ADN y serológico de la evidencia ocupada en los predios de la institución hospitalaria.

La fiscal Maribel Mejías interrogó a la coordinadora biológica del Departamento de Salud y seróloga forense Bárbara González Vázquez sobre un certificado forense en cuanto al material genético encontrado en un abrigo gris, pues no se pudo emitir un enunciado de inclusión o de exclusión porque se encontró una mezcla compleja de ADN.

“Las piezas de evidencia corte uno abrigo, corte dos abrigo, presentan un perfil genético de más de dos personas. No puedo emitir un enunciado de inclusión o de exclusión dado a la complejidad de perfil genético detectado. Se determinó que hay una prueba compleja. Hay más de una persona que utilizó el abrigo”, leyó González Vázquez del informe forense que se presentó ante el juez Francisco Oquendo Solís, del Tribunal de Caguas.

Minutos después, a preguntas de la Fiscalía, la testigo explicó que no puede emitir enunciado de inclusión o exclusión en el informe firmado el 5 de septiembre del 2018 porque “en el caso del abrigo hay una mezcla compleja, pero eso no significa que el individuo no esté presente, sino que no puedo emitir un enunciado debido a la complejidad en ese momento cuando fue analizado”.

González Vázquez indicó que existen laboratorios que sí están capacitados para hacer análisis de más de tres individuos, sin embargo, cuando realizó el análisis de la pieza, “la validación de esos procedimiento no se encontraba disponible”.

La abogada del acusado, Jane Hoffman, levantó objeciones respecto a que se le preguntara a la testigo sobre unas piezas que no fueron presentadas como evidencia en el caso.

“Aquí se está hablando en el aire de unos objetos que se han hecho una evaluación por ella (Bárbara González Vázquez), pero ni siquiera han sido traídos como evidencia en este caso. Lo que quiero decir con esto, es que el tracto sobre esa evidencia está perdido en algún momento porque aquí no ha sido traído, y siendo de esa forma entonces la testigo no podría hablar sobre eso”, objetó Hoffman.

Por lo que, la fiscalía defirió por tratarse de una vista preliminar debido a que las reglas de evidencia no aplican estrictamente, sino que es a discreción del juez.

“No se requiere el paso de la prueba que se requiere a nivel de juicio, que es más allá de duda razonable. Aquí lo que estamos es para presentar una cintila de evidencia de que se cometió el delito que nosotros estamos imputándole al señor imputado, y de que fue él quien no lo cometió”, refutó la fiscal.

González Vázquez especificó que entre los análisis solicitados en el certificado había 35 piezas de evidencia referidas para realizar las pruebas correspondientes.

“Se requirieron los análisis serológicos y de ADN. Eran aproximadamente 35 piezas de evidencia que consistían en un abrigo, una colilla de cigarrillo, un pantalón con correa, una camisa, varios aplicadores y material particulado de un vehículo. También hay dos muestras de evidencia”, detalló la testigo.

Reiteró, además, que la colilla de cigarrillo encontrado en las afueras del hospital tras el asesinato de Marrero Díaz en la habitación 534 concuerda con el ADN de Sánchez Mártir, según un informe de Ciencias Forenses.

Como parte del contrainterrogatorio, Hoffman interrogó a la testigo sobre la procedencia del abrigo y cómo analizó la evidencia

“Los serólogos tienen la capacidad de hacer la selección de las piezas correspondientes”, aclaró la testigo a preguntas de la abogada de la defensa.

Particularmente, el abrigo fue objeto de controversia el pasado lunes, 15 de abril, durante la vista preliminar, en donde el Ministerio Público sentó en la silla de testigos a seis personas, entre estas el agente Carlos R. Vázquez Gómez, del Negociado de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en ingles), quien testificó que una prueba de laboratorio evidenció que la prenda arrojó positivo a residuos de pólvora. 

Durante la celebración de esta vista preliminar en alzada, la abogada del acusado objetó tras la inclusión del abrigo y el resultado de laboratorio como evidencia. 

El abrigo, en particular, figura como evidencia debido a que en un vídeo de seguridad muestra al presunto asesino del paciente entrando con un abrigo gris, pero saliendo de la institución con una camisa roja. Se cree que el individuo se quitó la pieza de ropa poco después de ultimar a balazos al individuo.

El 15 de noviembre el juez Ramírez Legrand emitió un fallo para desestimar los cargos por asesinato y Ley de Armas contra Sánchez Mártir, pese a que dos días antes, la jueza Ana Paulina Cruz había determinado causa para juicio. Por lo tanto, la fiscalía tomó la decisión de acudir ante el tribunal en alzada.

La vista preliminar en alzada continuará el 29 de abril a las 2:00 p.m.


💬Ver 0 comentarios