Edil Danois y Eliana Cuervo, quienes fueron contratistas de la Superintendencia del Capitolio. (GFR Media)

Los contratistas de la Superintendencia del Capitolio, acusados por fraude, evadieron pagar alrededor de $133,000 en pólizas de seguro para los trabajos de reconstrucción y restauración para los cuales se les contrató.

Así trascendió hoy en el juicio en su fondo contra quienes participaron de un presunto fraude de $2.6 millones, bajo la superintendencia de Eliezer Velázquez.

La testigo Sandra Rodríguez, supervisora de intervenciones de la Corporación del Fondo de Seguro del Estado (CFSE), confirmó en sala que ni el matrimonio de Edil Danois y Eliana Cuervo ni sus compañías Restaura Contractor y Fafsan Construction contaban con la póliza patronal requerida por ley para cubrir  cualquier accidente en el trabajo.

Ambos enfrentan cargos por fraude, mientras que Danois está acusado también de apropiación ilegal agravada,  posesión y traspaso de documentos falsificados y falsificación de documentos.

Los otros acusados en este caso son el ex gerente de proyectos de construcción Alex Martínez, el exdirector de gerencia de proyectos Juan Carlos Acosta y el ex coordinador de proyectos Endel Rodríguez.

Según trascendió en la sala de la jueza Wanda Cruz Ayala, la testigo estuvo a cargo de suplir los documentos requeridos por el Departamento de Justicia cuando presentó un subpoena como parte de su investigación, en 2015.

Entre las obras asignadas a estos contratistas, estaban labores de reconstrucción del Salón Café del Senado, mencionó la testigo. El Senado era presidido entonces por Thomas Rivera Schatz.

"En el Fondo (del Seguro del Estado), no aparece la póliza para estos proyectos", contestó Rodríguez a preguntas de la fiscal Gretchen Camacho Rossy.

"No hubo póliza de seguro obrero para estos contratos", agregó la testigo ante otra pregunta.

Se refirió a las órdenes de compra para una serie de labores de construcción, que ascendieron a $339,700 en el año fiscal 2010; $547,700 en el año fiscal 2011; y $1.2 millones en el año fiscal 2012.

Indicó, que según sus cálculos, las corporaciones debieron pagar una prima de $7,800 en el primer año; $12,200 en el segundo año; y $113,100 en el tercer año.

"No hubo cobro de estas primas en el Fondo del Seguro del Estado. No tenían prima", certificó Rodríguez.

La supervisora de la CFSE detalló además que Restaura Contractor tenía un subcontrato de construcción con Fafsan Construction para las labores de restauración en el Capitolio. El subcontrato revela la participación de Cuervo como presidenta de Fafsan, mientras su marido ejercía como presidente de Restaura.

Cuervo se mostró en un momento dado, llorosa y ansiosa durante el juicio, por lo cual su abogado pidió permiso para que ésta saliera fuera. 

El juicio por fraude en la Superintendencia del Capitolio se ha prolongado durante prácticamente un año, con el desfile de cientos de documentos y decenas de testigos como prueba de fiscalía.


💬Ver 0 comentarios