Steven Sánchez Martir (semisquare-x3)
Steven Sánchez Martir enfrenta otros cargos a nivel federal. (GFR Media)

“Existe ausencia total de prueba que vincule al acusado con los delitos imputados en las denuncias”.

Eso determinó ayer jueves el juez José Rodríguez Legrand, del Tribunal de Primera Instancia de Caguas, sobre los cargos presentados contra Steven Sánchez Martir, acusado por ultimar a tiros a un paciente en el hospital Hima, en Caguas.

La resolución de 21 páginas que emitió el juez establece que ninguno de los testigos que presentó la fiscalía identifican al acusado, por lo que los cargos fueron desestimados.

Los testigos del caso fueron la madre de la víctima, Nilda Iris Díaz Díaz, Gerardo Burgos Rosado, una de las personas que se encontraba el día de los hechos en el hospital, y el agente de la Policía Xavier Estrada Benítez.

“Que no existe prueba directa, ni indirecta que vincule al acusado con los delitos imputados. Que el Ministerio Público no pudo establecer con ningún tipo de certeza ni ningún “quantun de prueba la relación de esa muerte con el acusado”, reza la resolución.

El asesinato se produjo el 2 de agosto en la institución hospitalaria y el arresto de Sánchez Martir se desarrolló unos días después en el residencial Rafael López Sicardo, en Río Piedras.

La víctima, Pedro Marrero Díaz, murió tras recibir 12 impactos de bala mientras permanecía recluido en el hospital acompañado de su madre.

Respecto a la colilla de cigarrillo relacionada al acusado que presentó la fiscalía como prueba de que este estuvo en el lugar, el juez determinó que la evidencia no se conecta con ninguna otra prueba que relacione al Sánchez Martir con los hechos.

“Resulta que aun creyendo la totalidad del peculiar relato del testigo Gerardo Burgos Rosado y dándole entera credibilidad a los testimonios de la Sra. Nilda Iris Díaz Díaz y del Agente Xavier Estrada Benítez, el récord queda huérfano de prueba admisible que conecte al acusado Steven Sánchez Martir con los hechos de sangre ocurridos en la habitación 534 del Hospital HIMA de Caguas el día 2 de agosto de 2018", sostuvo el juez en la resolución.

Rodríguez Legrand citó una vista preliminar en alzada para el 26 de noviembre.  

Reacciona la fiscalía

Por su parte, el fiscal Yamil Juarbe reaccionó a la determinación del juez y dijo que evalúan apelar la decisión ante el Tribunal de Apelaciones.

“Quiero aclarar que este individuo no va para la calle, la fianza se mantiene”, estableció en entrevista radial en WKAQ – 580.

Juarbe sostuvo que la prueba circunstancial es tan buena como directa,“aunque no tengamos el arma homicida, aunque no tengamos a un testigo que señale a esa persona”.

El fiscal rechazó que el caso se haya caído y recordó que el acusado enfrenta cargos federales por posesión de drogas y a nivel estatal cumple una pena de tres años de cárcel por la revocación de una probatoria.

“Yo le garantizo al país que el Departamento de Justicia va a hacer todos los esfuerzos y va a poner todos los recursos para recurrir esta determinación”, acotó.


💬Ver 0 comentarios