El expresidente de la Cámara de Representantes, Jaime Perelló Borrás, se encontraba presente en la vista administrativa junto a su esposa. (semisquare-x3)
El expresidente de la Cámara de Representantes, Jaime Perelló Borrás, se encontraba presente en la vista administrativa junto a su esposa. (GFR Media)

El expresidente de la Cámara de Representantes Jaime Perelló Borrás se apuntó otra victoria legal hoy, lunes, luego de que la jueza Geisa Marrero, del Tribunal de San Juan,  desestimara los seis cargos por violación a la Ley de Ética Gubernamental que pesaban en su contra.

Es la tercera ocasión en que el tribunal falla a favor del exlegislador popular con relación a estos cargos.

“Totalmente inaceptable la determinación del tribunal. Totalmente en desacuerdo. Vamos a seguir permitiendo este tipo de conducta y dando espacio a la corrupción que nos ha llevado a donde estamos. Respeto la decisión, pero para mí es insostenible y vamos a analizar lo que vamos a hacer”, reaccionó el fiscal Ramón Mendoza.

La Oficina del Fiscal Especial Independiente (FEI) le imputaba a Perelló Borrás haber recibido un donativo político de $10,000 de parte del convicto Lutgardo Acevedo que no incluyó en los informes de la Oficina de Ética Gubernamental.

Estos cargos fueron desestimados previamente por el Tribunal de Primera Instancia y por el Tribunal de Apelaciones, bajo el argumento de que no se había constituido ningún delito, pues en el informe de la Oficina de Ética Gubernamental, no hay que incluir donativos políticos.

Mendoza sometió los cargos hoy nuevamente con variaciones en las denuncias.

“El fiscal trató de enmendar las denuncias para quitar lo del donativo político y el tribunal le dijo que no podía hacer eso, que es ilegal. No empece a que el Tribunal de Primera Instancia y de Apelaciones dijeron que él no podía hacer eso, no le hizo caso, y fue y radicó hoy nuevamente las seis denuncias, pero le cambió lo del donativo y dice que fue un regalo”, explicó el abogado defensor José Andreu Fuentes.

Según el licenciado, la jueza determinó una “ausencia total de prueba” para determinar que ese dinero se entregó como un regalo y determinó “no causa probable”.

“La jueza hizo una expresión de que entendía, que de acuerdo a las declaraciones juradas, Perelló no había recibido beneficios y es totalmente insostenible porque las declaraciones son bien claras de que Lutgardo le entregó $10,000 cash a Perelló y lo que la prueba demuestra es que ese dinero se lo metió en el bolsillo”, dijo, por su parte, Mendoza.

“Esta es la tercera ocasión en que este señor trata de hacer lo mismo en contra de Perelló pero no puede prevalecer. Lo que demuestra es que tiene una persecución enfermiza en su contra porque no me explico como un FEI que cumpla y haga caso a los tribunales puede seguir haciendo esto”, señaló Andreu Fuentes.

Perelló Borrás se encontraba presente en la vista administrativa junto a su esposa.

Para Andreu Fuentes, la insistencia del FEI en continuar radicando los cargos es una prueba de que los casos que quedan pendientes, relacionados a la controversia del cuadro telefónico de la Legislatura, se van a caer.

“La única persecución que yo tengo es que persigo que aquel que viole la ley pague por ello y que se haga justicia. Persigo defender al pueblo de Puerto Rico de los corruptos y de la corrupción”, afirmó Mendoza.

Los hechos responden a supuestas irregularidades en el financiamiento de la campaña de Perelló Borrás y a su presunta participación en la otorgación ilegal de un contrato a la empresa 3Comm Global, propiedad del ahora convicto federal y otrora recaudador del Partido Popular Democrático, Anaudi Hernández Pérez.

“Ya (el fiscal) no puede hacer nadamás (contra Perelló), y yo entiendo que no hay nada más que él se pueda inventar para tratar de revivir este asunto”, expresó.

Perelló Borrás no llegó a ser acusado a nivel federal por estos delitos, pero testificó dos veces ante un Gran Jurado.


💬Ver 0 comentarios