Los alcaldes de Villalba y Culebra, Luis Javier Hernández (izq.) y William Solís Bermúdez (der.). (Fotomontaje / GFR Media) (horizontal-x3)
Los alcaldes de Villalba y Culebra, Luis Javier Hernández (izq.) y William Solís Bermúdez (der.). (Fotomontaje / GFR Media)

La Oficina del Panel del Fiscal Especial Independiente (PFEI) tendrá que descartar toda la prueba recopilada e iniciar un nuevo procedimiento administrativo contra los alcaldes de Villalba y Culebra, Luis Javier Hernández y William Solís Bermúdez, respectivamente, luego de que el tribunal determinó que no siguieron los procedimientos establecidos por ley.

El juez Anthony Cuevas, del Tribunal de Primera Instancia, determinó que los procedimientos administrativos del PFEI y la Unidad de Procesamiento Administrativo Disciplinario (UPAD) en contra de ambos alcaldes, fueron ilegal por adjudicarse poderes que no les corresponden en ley.

“Los abogados investigadores encargados de iniciar la querella fueron los mismos que continuaron el proceso adjudicativo, cuando lo que procedía era nombrar a un oficial examinador que se encargara de esa etapa del procedimiento”, es uno de los señalamientos del juez en la sentencia.

La consecuencia de haber nombrado un abogado investigador de la UPAD, que actuó tanto como querellante como juez, es -según el tribunal- que “dicho procedimiento se tornó nulo, así como también toda la evidencia e información recopilada”. Además, determinó que el PFEI actuó erróneamente al referir una investigación criminal para la cual ya había determinado que no existía prueba suficiente.

Del examen legislativo, que hizo la rama judicial, se desprende que la ley únicamente le faculta a la UPAD evaluar, adjudicar y revisar las querellas que se presenten en contra de un alcalde o funcionario municipal. Las querellas tienen que ser presentadas por el gobernador, la Oficina de Ética Gubernamental, la Oficina del Contralor de Puerto Rico, un funcionario federal, la legislatura o cualquier ciudadano bajo juramento.  Los procedimientos adjudicativos y de descubrimiento de prueba deben ser dirigidos por un oficial examinador, que actúe en funciones cuasi judiciales.

Tribunal by El Nuevo Día on Scribd

Contrario al reglamento, el PFEI refirió su investigación preliminar a la UPAD, con lo cual se inició la querella, y se nombró a un abogado investigador de esa unidad, que comenzó a hacer citaciones y órdenes de producción de documentos.

El fallo del tribunal se da luego de dos años y medio desde que la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez, refirió a investigación del PFEI al alcalde de Villalba, por posibles violaciones a la Ley de Ética Gubernamental, Ley de Financiamiento de Campañas Políticas, Ley de Municipios Autónomos y Código Penal de Puerto Rico.  El PFEI determinó que no existía prueba suficiente para sostener cargos criminales, pero refirió su investigación a laUPAD.

De otra parte, la investigación del PFEI contra el alcalde de Culebra inició para enero de este año, pero también se determinó que no existía prueba suficiente para sostener cargos criminales en su contra. Sin embargo, el PFEI refirió el asunto a la UPAD, para que se efectuara una investigación administrativa. 

La investigación contra el alcalde de Villalba inició con una información provista por el representante José Enrique “Quiquito” Meléndez, por supuestamente utilizar a un contratista municipal para que le suministrara vehículos para propósitos partidistas, según partes de prensa.

Por su parte, la investigación contra Solís Bermúdez inició por un referido de la Oficina del Contralor de Puerto Rico, tras realizar una auditoría que reveló que el alcalde presuntamente realizó un viaje a St. Thomas, junto a personal del municipio y sus esposos, pagado con fondos públicos.


💬Ver 0 comentarios