Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
El exgobernador Alejandro García Padilla y el ex juez presidente del Supremo, Federico Hernández, en la juramentación de nuevos jueces. (Ingrid Torres/Especial GFR Media)

Dos exfuncionarios que no caen en la categoría de los “más vulnerables” que el gobierno dice proteger de los recortes que vienen en camino por mandado de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), defendieron ayer que sus pensiones se mantengan intactas.

Se trata de los exjueces del Tribunal Supremo Federico Hernández Denton y Francisco Rebollo. Ambos, en entrevistas con El Nuevo Día al finalizar la jura ayer de 27 jueces municipales, superiores y de apelaciones, recordaron que la jurisprudencia aplicable, que emana de la decisión del caso de Germán J. Brau vs. Estado Libre Asociado, dispone que los jueces activos no pueden sufrir cambios en sus compensaciones en consideración del principio de separación de poderes y de independencia judicial.

Está sobre la mesa un posible recorte de 10% o más en todas las pensiones que superen los $2,000, y el 75% de las pensiones en el Sistema de Retiro de la Judicatura superan esa cantidad.

“Creo que cualquier cambio a los jueces activos y los retirados viola los principios constitucionales, atenta contra la independencia judicial”, dijo Hernández Denton.

El exjuez agregó que la independencia judicial “es para el ciudadano”.

“Para que los jueces resuelvan las controversias libres de prejuicios y con un criterio de imparcialidad e independencia”, sentenció.

Rebollo, en entrevista por separado, coincidió. Contrario a Hernández Denton, ya se había retirado cuando se emitió la decisión del caso del juez Brau en el 2014.

“La pensión forma parte integral del sueldo de un juez y no se le puede, por la independencia judicial, no se le puede afectar. Creo que la gente no entiende bien la importancia de la inpendencia judicial”, dijo Rebollo.

El exjuez, quien dedicó 26 años al Supremo y cinco al circuito de Primera Instancia, dijo sentirse sorprendido por las críticas que ha leído en días recientes dirigidas a la postura asumida por ciertos jueces.

El sábado, el juez Eric Ronda, presidente de la Asociación Puertorriqueña de la Judicatura, envió una carta al gobernador Ricardo Rosselló Nevares y al presidente de la JSF, José Carrión III, solicitando que no se tocaran las pensiones de los jueces.


💬Ver 0 comentarios