Entre los que juraron esta tarde se encuentran la hija de la secretaria de Justicia y el hijo del alcalde de Mayagüez

Lorraine Acevedo Franqui no tuvo reparos en esperar un año para jurar a la misma vez que su hermana Diana luego que ambas entraran a la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico en el 2014.

Las hermanas de Añasco levantaron esta tarde su mano derecha a la vez, una al lado de la otra, para hacer oficial su licenciatura junto a 113 abogados y abogadas que juraron durante la sesión especial de Tribunal Supremo de Puerto Rico en la sala de drama René Marqués del Centro de Bellas Artes Luis A. Ferré de Santurce.

Lorraine siempre tuvo interés en el derecho constitucional, mientras que Diana apuntó al derecho corporativo. Estas inclinaciones fueron la base para mantenerse firme durante sus estudios posgraduados.  

“Cuando ella sugirió estudiar derecho, hizo sentido. Fue una buena experiencia compartir la escuela con ella. No me arrepiento haberla esperado (para juramentar)”, dijo Lorraine, de 28 años.

“Compartimos materiales, estudiamos juntas. Más importante fue el sistema de apoyo porque cuando uno decide entrar a la Escuela de Derecho es un cambio drástico, no solamente académico, sino emocional. Era bueno tenerla a ella como soporte, siendo mi hermana, en la que podía apoyarme. Eso fue la mejor experiencia”, expresó, por su parte, Diana, de 27 años.

En un oficio saturado como la abogacía, Lorraine comenzó a trabajar en el Tribunal de Apelaciones. Diana tiene un empleo en una firma de abogados en la zona de Hato Rey.

Durante su discurso, el juez asociado del Tribunal Supremo Rafael Martínez Torres, en sustitución de la jueza presidenta, Maite Oronoz Rodríguez, quien se excusó de la ceremonia por una gestión oficial, le recomendó a los nuevos togados y togadas a reinventarse ante el panorama de la crisis económica que atraviesa la isla.

“Para el abogado que hace siempre bien su trabajo, siempre tendrá un espacio (en la profesión)”, expresó.

Tanto Lorraine como Diana entienden que, como todo, la búsqueda de empleo es un proceso que tiene sus altas y bajas.

“Es cuestión de seguir intentado y tocando puertas. Saber lo que te gusta y lo que quieres hacer. Seguir en la búsqueda hasta que algo se dé”, precisó Lorraine.

“Realmente, hay oportunidades. Es un poco desalentador escuchar desde un principio que la profesión está complicada. Después que uno se enfoque y las calificaciones hablen por ti vas a tener oportunidades”, añadió Diana, quien obtuvo un porcentaje de 99.2 en la reválida tomada en marzo, dos milésimas menos que su hermana mayor (99.4).

Lorraine y Diana estuvieron entre las 63 mujeres que juraron. La suma de hombres fue de 52. En el grupo de abogados y abogadas, se encontraba Stephanie Díaz Vázquez, hija de la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez; y Francisco Rodríguez Mora, hijo del alcalde de Mayagüez, Guillermo “Guillito” Rodríguez.

 

La hija de la secretaria de Justicia, Stephanien Díaz Vázquez

“Él sabe que tengo mucho orgullo por el sacrificio que hizo para terminar sus estudios. Le deseo mucha suerte, muchas bendiciones y que siempre se acuerde de la gente necesitada del país”, compartió el mandatario popular.

 

El hijo del alcalde de Mayagüez, Francisco Rodríguez Mora.

El mensaje de Martínez Torres a los nuevos miembros de la comunidad jurídica incluyó la exhortación a defender, valorar y practicar la abogacía con ética.

“La consecuencia de no seguirlos puede ser tentadora. Sin embargo, les exhorto a que no se fallen a ustedes mismos y nunca comprometan sus valores y principios morales por nada ni por nadie. El camino fácil, cortas esquinas, podrá traer éxito de manera momentánea, pero lo que se alcance de esta forma jamás será duradero. Basta leer los periódicos y escuchar las noticias para advertir como la falta de valores desprestigia la imagen de los abogados a diario. Por eso les exhorto a que defiendan, valoren y practiquen la abogacía siguiendo los más altos estándares éticos y con la dedicación total a la preparación y la atención a los detalles que garanticen la excelencia”, aconsejó Martínez Torres. 

Durante la juramentación participaron los jueces asociados Martínez Torres, Erick Kolthoff, Edgardo Rivera García, Roberto Feliberti Cintrón, Luis Estrella Martínez y Ángel Colón Pérez.

Estuvieron ausente las tres mujeres juezas: Oronoz Rodríguez, Anabelle Rodríguez Rodríguez y Mildred Pabón Charneco.


💬Ver 0 comentarios