Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
El Departamento de Educación estimaba que el cierre de 283 escuelas -el número original anunciado por el gobierno- generaría ahorros de $14 millones. (GFR Media)

La orden judicial para detener el cierre de nueve escuelas públicas trastoca los planes que ha elaborado el Departamento de Educación para transformar el sistema, en atención al plan fiscal certificado por la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) y de los preparativos de cara al próximo año escolar.

Ante esto, el gobernador Ricardo Rosselló Nevares anunció ayer que apelarán la decisión judicial emitida el lunes por el juez Santiago Cordero Osorio, del Tribunal de Arecibo. El togado concluyó que Educación violó “crasamente”  la Constitución de Puerto Rico -particularmente los derechos constitucionales de igual protección de las leyes y el debido proceso de ley de estudiantes y padres- al ordenar las clausuras tanto de las nueve escuelas de la región de Arecibo que eran objeto de las demandas en sus manos, como las otras 256 que cerrarán sus puertas.

“No hay duda que algunas de estas decisiones son difíciles. Ir a una comunidad y decirle que va a cerrar su escuela no es fácil, y a nadie le agrada”, expresó Rosselló Nevares. “Respetamos la Judicatura, pero de la misma forma les digo, vamos a apelar este caso, y nuestra posición es que esto es una decisión que tiene sus áreas de dolor, pero el resultado neto es en beneficio de nuestros estudiantes”, añadió.

El cierre de escuelas públicas es una de las estrategias del gobierno central para generar ahorros y encaminar una transformación del Departamento de Educación. Originalmente, la agencia anunció el cierre de 283 escuelas, cifra que se redujo a 265 el mes pasado. El Ejecutivo estimó en abril que el cierre de las 283 escuelas generaría $14 millones en ahorros.

Al momento, la agencia desconoce el impacto fiscal de la determinación emitida el lunes por el juez Cordero Osorio, pero la secretaria de Educación, Julia Keleher, indicó que tendrán que hacer “ajustes”.

“Voy a tener que buscar cómo mantener la calidad del servicio planificado”, dijo Keleher a este medio.

Educación ha dicho que el cierre de escuelas permitiría hacer una redistribución de recursos para asignar más fondos a los planteles que se queden abiertos, así como ubicar más maestros en cada uno.


💬Ver 0 comentarios